El senador socialista y portavoz en la Comisión de Fomento, Juan Luis Gordo, exigió a la Junta que ponga en marcha “de una vez” el uno por ciento cultural. El senador segoviano realizó una pregunta parlamentaria en la Cámara Alta al ministro de Fomento, José Blanco, y se interesó por esta medida que, en su opinión, “ha contribuido durante estos últimos siete años a mantener el buen estado de nuestro patrimonio artístico”.

Tras recordar que la Ley de Patrimonio de Castilla y León de 2002 obliga a la Administración autonómica a poner en marcha esta medida, Gordo aseguró que es “algo que “no ha hecho” el Gobierno del PP en la Junta, “ni parece que tenga intenciones, incumpliendo un mandato legal”.

Para mostrar la importancia que este asunto tiene en la Comunidad Autónoma, el también secretario general del PSOE en Segovia afirmó que “el turismo de cultura, asociado al patrimonio, supone un 56 por ciento de los visitantes de Castilla y León, aporta un diez por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional y unos 70.000 empleos”.

“El Gobierno socialista sí da a este asunto la importancia que merece”, afirmó el parlamentario, “ya que ha pasado de los 33 convenios suscritos en 2004, a través del uno por ciento cultural, a los 111 en 2010; y de una inversión del Ministerio de Fomento de 15 millones hace siete años a más de 67 en la anualidad pasada”. “En Segovia, en los últimos seis años, el Gobierno, a través de esta medida, ha invertido más de 3,8 millones de euros”, remarcó.

Por su parte, el ministro de Fomento explicó que “esta medida cumple un doble objetivo: conservar el pasado y construir el futuro”, al tiempo que aseguró que “los proyectos financiados en los últimos años, en muchas ocasiones, crean nuevos referentes desde el punto de vista social y turístico”.

También hizo hincapié en que “la política del Gobierno va más allá de planificar y construir futuras infraestructuras; también rehabilita y conserva el patrimonio histórico, que forma parte de nuestro pasado, de nuestro presente y de nuestro futuro”.

Por último, Juan Luis Gordo indicó en que “la contribución del patrimonio histórico y las actividades asociadas a su explotación contribuyen de forma decisiva a la generación de riqueza de las diferentes administraciones locales y territoriales, un asunto que la Junta no debería olvidar, como tampoco tendría que dejar a un lado su competencia sobre el patrimonio histórico”.