El Partido Popular de Segovia aseguró hoy que con el anterior Gobierno socialista es cuando “los sindicatos y la comunidad educativa tenían que haber salido a la calle, no para manifestar su disconformidad con la Lomce sino para solicitar que su aprobación fuese más rápida». Insistiendo en la herencia socialista, los ‘populares’ aseguraron que la movilización “tuvo su momento” con un Gobierno del PSOE que “generó las más altas cotas de abandono escolar” y la mayor cifra de desempleo juvenil, y no en la actualidad.

Tildando la huelga en educación convocada para mañana de “política, extemporánea y demagógica”, el PP de Segovia criticó a la izquierda sindical, al PSOE y a Izquierda Unida por minimizar su labor parlamentaria y trasladar “la oposición a la calle”. Mientras, recordaron que la asistencia a las aulas “no solo es un derecho sino una obligación”, por lo que los ‘populares’ pidieron “responsabilidad” emplazándoles a llevar a sus hijos a clase.

El grupo político achacó al PSOE ser el responsable de la degradación de la Escuela Pública y de dejar “al borde de la quiebra” el modelo así como de devaluar los contenidos enseñados y de la pérdida de prestigio al profesor. Por este motivo, señalaron lo “demagógico” de la convocatoria contra un modelo educativo “creado para salvar la penosa situación educativa que dejaron tras sus años de gobierno”. En este sentido, señalaron que los convocantes olvidaron que el gasto público “no es un capricho sino una necesidad para salvar el sistema educativo”.

A través de un comunicado, también señalaron “el fracaso” de la LOGSE y la LOE impulsadas por Alfredo Pérez Rubalcaba y las criticaron por ser responsables de diferenciar “entre ciudadanos de primera y de segunda de acuerdo con su educación”, propiciando la aparición de jóvenes “ni-ni” sin trabajar ni estudiar”. Por ello, aseguraron que la Lomce no deroga la LOE “sino que la completa y mejora para acabar con las debilidades del sistema” y que a través de ella se fomentará la cultura del esfuerzo, la excelencia educativa y el fin del fracaso laboral.

«Para el PSOE la escuela pública ha sido un servicio asistencial, mientras que el Partido Popular siempre ha defendido un modelo educativo público de calidad y excelencia centrada en el alumno», concluyeron.