La nieve caida hoy no impidió la visita del consejero de Fomento y Medio Ambiente a la provincia de Segovia coincidiendo con el Día del Árbol. El incendio registrado en el verano de 2008 en Honrubia de la Cuesta quemó cerca de un millar de hectáreas de las que ya se han repoblado el 75% con diferentes especies. Antonio Silván reconoció también la labor de investigación que lleva a cabo la Universidad de Valladolid en esta zona para estudiar las consecuencias del cambio climático.

La jornada de hoy fue calificada por el consejero como “un magnífico día para el campo y la reforestación” a pesar del frío y la nieve, a la que Silván definió como “oro molido”.

El devastador incendio del 6 de agosto de 2008 afectó a los municipios segovianos de Pradales, Honrubia de la Cuesta, Moral de Hornuez y Villaverde de Montejo. En la extinción del incendio intervinieron 600 efectivos de siete provincias de Castilla y León, operativo de la Comunidad de Madrid, del Ministerio y de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Según los cálculos, el coste del fuego alcanzó los 7,8 millones de euros, destacando los casi 5 millones de euros de pérdidas en montes públicos.

La reforestación culminará en 2013. Se repoblarán casi 670 hectáreas con más de 650.000 plantas. Hasta el momento se ha recuperado el 75% de la superficie forestal quemada con la plantación de pinos pinaster y pinos nigra en buena parte del terreno; también se han plantado encinas, quejigos, rebollos, sauces, fresnos y matorrales “para la mejora y fomento de la biodiversidad”, señaló Ignacio Quintanilla, Jefe de la Unidad de Ordenación y Mejora del Medio Natural y Director de Obra de la reforestación llevada a cabo en la zona.

El presupuesto de la intervención de reforestación es superior a 1,3 millones de euros e incluye la adecuación de la red viaria con la mejora y apertura de 21 kilómetros de pistas forestales, actuaciones de fomento de la ganadería extensiva con cerramientos, abrevaderos y mangas ganaderas, y actuaciones para la mejora del uso público como una senda peatonal de más de cinco kilómetros.

Silván puso como ejemplo el trabajo realizado en Segovia como una muestra de lo que se puede conseguir gracias a la reforestación, una labor que se puede exportar, señaló, a otros puntos de Castilla y León, España y Europa.

El consejero subrayó que “recuperar el sector forestal es muy importante para Castilla y León”, una Comunidad “privilegiada” ya que cuenta con la masa forestal más importante de España, el 51% de la superficie de la región. De hecho, añadió, la superficie forestal por habitante es el doble que la media mundial, el triple que la nacional y el cuádruple que la media europea.

El objetivo es “continuar poniendo en valor nuestros bosques” ya que estamos “fuertemente comprometidos” con los recursos naturales y “nuestra responsabilidad es legar a generaciones futuras nuestra riqueza natural de hoy”.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ligó el gran valor medioambiental de Castilla y León a la actividad productiva y al desarrollo económico en un sector que genera 21.000 puestos de trabajo.

A través de la reforestación se han recuperado 180.000 hectáreas forestales en la Comunidad en los últimos diez años, creciendo la masa forestal a un ritmo de 30.000 hectáreas anuales. Castilla y León, según los datos de la consejería, es la Comunidad que mayor esfuerzo inversor hace en los montes de todo el país. Además, lidera la certificación de gestión forestal con más de 632.000 hectárea, el 44% del total del conjunto nacional. Uno de las prioridades de la consejería para esta legislatura es el desarrollo de la planificación forestal con el compromiso de llegar a las 700.000 hectáreas.