El Hospital Segovia Nuestra Señora de la Misericordia ofrece desde el pasado mes de junio nuevos servicios en la preparación al parto, clases de postparto y cuidados al recién nacido, pediatría sin cita previa, psicología clínica, nutrición y banda gástrica ajustable como tratamiento de la obesidad.

Desde que en febrero de 2008 el Grupo Recoletas, grupo hospitalario de Castilla y León, adquiriera el este hospital con el objetivo de restaurarlo y mantenerlo, el funcionamiento del centro hospitalario ha experimentado diversos cambios, entre los que se encuentra el alquiler de parte de la planta baja del edificio para dar servicio a los pacientes del sistema de sanidad público. Actualmente, estas consultas se encuentran en otro centro de la seguridad social en Segovia, dejando libre parte de las instalaciones del centro para que el Grupo Recoletas pueda extender su oferta asistencial.

A estos nuevos servicios se suman los que ya prestaba este centro: urgencias 24 horas, traumatología, medicina deportiva, cirugía general, dermatología, rehabilitación y fisioterapia, hematología, etc,.

Fuentes del Grupo Recoletos aseguran que “el 18% de los habitantes de Castilla y león, aproximadamente 30.000 personas en la provincia de Segovia, tienen seguro privado. Los recortes y las listas de espera que está experimentado la sanidad pública hacen de los hospitales privados la opción más rápida para acceder a tratamientos o cirugías sin necesidad de desplazarse hasta Madrid”.

“Trabajamos diariamente para tratar enfermedades pero sin olvidarnos de lo más importante, las personas. Nuestro objetivo es que cada paciente se sienta cuidado y que los segovianos encuentren en nuestro centro la solución a sus necesidades, y para conseguirlo, tenemos la intención de incorporar en un futuro cercano nuevas especialidades como neumología, oncología, cardiología o endocrinología”, asegura la Gerente del Hospital Nuestra Señora de la Misericordia.