La Agencia Funeraria Santa Teresa ha anunciado que a finales de mayo se pondrá en funcionamiento el nuevo Crematorio de Segovia. Se trata de un proyecto muy demandado por la población cuyo objetivo es poder ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos de Segovia y provincia. Según la empresa segoviana, las peticiones de este servicio se han visto incrementadas en los último años entre un 10 y un 15%, y hasta ahora, los demandantes se tenían que desplazar hasta los crematorios de otras provincias como Madrid, Valladolid o Ávila. A finales de mayo, todas las personas que quieran utilizar este servicio, lo podrán hacer en Segovia, evitando tener que trasladarse fuera, con las incomodidades que eso conlleva, según explica Óscar de la Fuente, gerente de la empresa.

El crematorio se encuentra ubicado en la carretera de Arévalo, en la CL-605, en el kilómetro km,1,27, en el término municipal de Segovia, en el barrio incorporado de Zamarramala y ha contado con un presupuesto de ejecución de 1.600.0000

A esta partida hay que sumar los trabajos de acondicionamiento que se han llevado a cabo en la finca donde se encuentra ubicado el edificio y que tiene una superficie de cerca de 30.000 metros cuadrados. Con todo ello, la cuantía final de inversión supera los 2.000.00.000 euros. Las labores de construcción han sido gestionadas por la empresa de construcción segoviana Maratón Segovia. La superficie total del inmueble es de 1.020 metros cuadrados construidos, siendo la superficie útil de cerca de 900 metros cuadrados, de los cuales, 400 metros cuadrados serán áreas restringidas frente a los casi 500 metros cuadrados que serán para uso público, entre el área de duelos, capillas y oficinas. Por otra parte, contará con un amplio área de urbanización y jardinería.

 

Un edificio singular

El proyecto ha sido diseñado por el arquitecto Federico Coullaut Valera. La propuesta arquitectónica está definida por el volumen configurado de un prisma rectangular en el que por diversas rupturas dentro de su composición, se altera su volumetría y se consigue proyectar visualmente un simbólico enlace y encuentro espacial con el ambiente natural exterior.

La cubierta opaca del edificio se interrumpe por otra transparente, consiguiendo una significativa unión con el espacio, espacio que también enlaza directamente con la sala de despedida. La referida sala consta de una apertura visual con la sala previa a la incineración, con el objeto de que los familiares que quieran puedan observar por última vez el féretro con los restos del fallecido.

La capilla, se sitúa en relación directa con la sala de despedida y se proyecta con una “pared de vidrio”, a través de la que se observa un estanque o lámina de agua, elemento natural compositivo que produce de forma natural, la deseada calma y serenidad del momento, en el último encuentro de los familiares con el ser ya ausente.

Dicha zona se complementa con un pequeño patio y un lugar para la degustación de cafés ó bebidas. Además hay una pequeña oficina para el servicio, información y consulta de los asistentes, y un lugar íntimo destinado para la recogida de cenizas.

Finalmente, la infraestructura cuenta con un aparcamiento cuya capacidad inicial es de treinta vehículos, y que podría ser ampliado si las necesidades así lo requieren.

 

Ampliación de servicios

Con este nuevo proyecto realizado, la Agencia Funeraria Santa Teresa pretende dar continuidad a su línea de trabajo, con el objeto de dotar de un servicio más cercano y profesional a los segovianos. De esta manera, en las últimas fechas han sido construidos los tanatorios de Cuéllar y Navalmanzano. En Segovia, el Tanatorio San Juan de la Cruz ha inaugurado recientemente su ampliación, y se encuentra actualmente con la segunda fase de la reforma, que tendrá una superficie final de 2.603 metros cuadrados, con un total de 10 salas. Con estas actuaciones la red de tanatorios de la Agencia Funeraria Santa Teresa suma 11 infraestructuras en todos los puntos de la provincia, atendidos por los más de cincuenta profesionales que trabajan en la empresa segoviana.