La Dirección General de Tráfico pone en marcha en Castilla y León el dispositivo ‘Operación Especial 1 de Mayo’ para regular, ordenar la circulación y dar servicio al desplazamiento de vehículos durante este puente festivo, que comenzará a las 15.00 horas de mañana, viernes 29 de abril, y terminará a las 24 horas del domingo, 1 de mayo, durante el cual se prevé que se realicen 700.000 desplazamientos por las carreteras de la Comunidad.

Durante estos días, los principales destinos serán las zonas turísticas de costa y litoral; las zonas de montaña y segundas residencias. Como en anteriores operaciones de tráfico, el delegado del Gobierno, Miguel Alejo, recomienda a los conductores que observen las medidas de precaución y extremen la vigilancia en sus desplazamientos, sobre todo en trayectos cortos que se realizan por carreteras secundarias en horarios nocturnos.

Para evitar las retenciones que pueden producirse al ser un periodo corto de tiempo en el que pueden solaparse los movimientos de salida y llegada, la DGT recuerda a los conductores evitar las horas más desfavorables para ponerse en viaje, es decir, entre las 18.00 y las 21.00 horas del viernes y las 18.00 y 21.00 del domingo.

Para llevar a cabo estas operaciones, se ha establecido un dispositivo que cuenta con personal dependiente de la Dirección General de Tráfico y de otras entidades. En total, 69 funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información de tráfico en el Centro de Gestión adscrito a la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El Centro de Gestión adscrito a la Jefatura Provincial del Tráfico de Valladolid dispone de 76 cámaras de televisión, 138 estaciones de toma de datos, 119 paneles de mensajería variable, 70 estaciones meteorológicas y un helicóptero que actúa en misiones de vigilancia y regulación del tráfico desde su base en Villanubla (Valladolid).

El Servicio de Helicópteros de la DGT realizará vuelos en coordinación con el Centro de Gestión adscrito a la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid y con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

En cuanto a las medidas de regulación, en el retorno en Segovia afectará a la A-1 con la incorporación de la N-110 a la A-1 en el punto kilométrico 98,8-98,2 (Santo Tomé del Puerto).

En la salida de la AP-6 se procederá a la apertura del túnel número 1, reversible, sentido A Coruña. Y en el retorno la anulación carril lento en los kilómetros 74 – 70, sentido Madrid; del de incorporación de AP-61 a AP-6 (kilómetro 61,5) en San Rafael; del carril incorporación de AP-51 a AP-6 (kilómetro 76) en Villacastín. Además, de habilitará el carril en sentido contrario al habitual entre los kilómetros 60,5 y 81,1 (tramo San Rafael – Villacastín).

Asimismo, se establecerán itinerarios alternativos a las carreteras más concurridas tanto para salida como regreso y se paralizarán las obras desde las 13.00 horas del viernes 29 de abril, hasta las 24.00 horas del domingo 1 de mayo, desde las 8.00 horas hasta las 24.00 horas del lunes 2 de mayo, en las provincias de Segovia y Valladolid.

Con objeto de incrementar la Seguridad Vial y la fluidez del tráfico en la red viaria se restringe la circulación de vehículos de transporte de mercancías de más de 7.500 kilogramos, transporte de mercancías peligrosas, vehículos que precisan autorización especial para circular en razón de la carga que transportan, vehículos especiales, maquinaria de servicios automotriz -grúa de elevación- en determinadas carreteras, ciertos días del año, así como restricciones a la celebración de pruebas deportivas.

Desde la Delegación del Gobierno recomiendan que en vía desdoblada, se circule por el carril derecho y si se tiene que detener el vehículo que se haga siempre fuera de la calzada o en el arcén. Además, aconsejan atender las instrucciones de los agentes de vigilancia en las carreteras así como de la información de los paneles de mensajes en carretera, mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente, adoptar las mismas precauciones al realizar desplazamientos cortos que en los de largo recorrido, al volante, “ni una sola gota de alcohol” y llevar siempre todos los ocupantes del vehículo el cinturón puesto.

Por último, el delegado del Gobierno pide una conducción sosegada, con descansos cada dos horas aproximadamente, ya que la “desatención en la conducción es el principal factor desencadenante de accidentes graves”.