Este lunes entraba en funcionamiento la nueva ampliación del aparcamiento de Guiomar y hoy mismo, el Ayuntamiento ha comenzado a avisar a los usuarios del AVE de que, a partir del próximo 23 de agosto, serán sancionados los vehículos mal estsacionados en la calzada, no así aquellos que permanezcan en las tierras cuya actuación dependerá de los propietarios «a quienes les corresponden tomar las medidas que consideren oportunas», apunta el Ayuntamiento. Concretamente, el Consistorio advierte con un papel naranja triangular a los usuarios: «El Ayuntamiento de Segovia le ruega que no deje su vehículo estacionado de manera que el servicio de recogida tenga que retirarlo por perjudicar a sus conciudadanos».

«Policía local seguirá actuando, como hasta ahora, en aquellos casos en los que los vehículos aparcados entorpezcan el paso de coches y autobuses, y a partir del lunes, 23 de agosto, velará porque los arcenes queden libres de obstáculos«, indicen desde el Ayuntamiento y recuerdan «que está prohibido el aparcamiento de vehículos de dos ruedas sobre las aceras, y que existen, a su disposición, plazas gratuitas en el parking de la Estación debidamente señalizadas».

 

La ampliación del parking se estrena

La puesta en servicio del nuevo aparcamiento de la estación del AVE Segovia-Guiomar que se inició hoy tras finalizar las obras de ampliación, ha tenido una escasa respuesta por parte de los usuarios, que continuaron dejando sus vehículos fuera del espacio destinado a ello. La diferencia es clara: aparcar en el parking de Adif cuesta dinero, y fuera no. Ahora existen un total de 590 plazas disponibles, en los tres espacios de aparcamiento de los que la mayoría se encuentran protegidos con cubiertas. La última ampliación ha permitido dotar de 196 localidades más. Todas ellas tienen una tarifa de un euro por día hasta el próximo 1 de septiembre, en que comenzará a cobrarse cinco euros por jornada.

En su primer día de funcionamiento, bien por desconocimiento, falta de información, o también por las vacaciones de agosto, el nuevo espacio no registró apenas entradas de turismos. Así lo confirmó la concejala Paloma Maroto, que se acercó a visitar la nueva infraestructura junto al director de la estación y al jefe de la Policía Local.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, también se refirió a este aparcamiento para señalar que va a seguir pidiendo la gratuidad del aparcamiento. “No pueden ser tratados igual todos los usuarios, igual que en el del Hospital General”, explicó. A su juicio, lo importante es dotar de infraestructuras a la ciudad, y luego tratar de que puedan ser lo más baratas o asumibles posibles para los usuarios. Por eso vamos a seguir reclamando la gratuidad de estos aparcamientos”, añadió.

Sobre esta infraestructura también se manifestó el Grupo del PP municipal, que denunció la “imprevisión, desconfianza en el potencial de Segovia y la chapuza que han sido la constante de las actuaciones de Adif y Renfe respecto al AVE”. A su juicio, la nueva ampliación que alcanza las 590 plazas de aparcamiento no llega a las estimaciones que hace tres años realizó la Policía Municipal de Segovia y que estimaba en “776 las plazas necesarias para satisfacer la demanda de los segovianos”. “Ahora nos dicen que la Policía Municipal jamás ha contabilizado más de 600 vehículos en el entorno de la estación del AVE”.