La asociación Ecologistas en Acción lamentó hoy que la aprobación del Parque Nacional Cumbres de la Sierra de Guadarrama, que se prevé para esta misma tarde, esté condicionada “por intereses económicos y políticos” de la Junta de Castilla y León y la Comunidad de Madrid. La organización asegura que la delimitación llevada a cabo se llevó a cabo de una manera “irregular” con un “peligroso estrechamiento” y con los espacios de mayor valor ambiental fuera de su delimitación.

A través de un comunicado recogido por la agencia Ical, Ecologistas en Acción señaló que dicha delimitación atiende a criterios políticos, guiándose por la inclusión de suelo público y excluyendo casi totalmente el suelo de propiedad privada. Según señalaron, el resultado es un acotamiento “muy irregular” que vulnera la conservación de los ecosistemas, de la fauna y flora.

También lamentaron la exclusión de zonas de áreas de gran importancia natural como “la mayor parte” de los pinares de Valsaín (Segovia), propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales, y que alberga poblaciones de águila imperial y buitre negro; así como el monte Cabeza de Hierro (Pinar de los Belgas), en la cuenca alta del Lozoya, con la mayor colonia de buitre negro de la Comunidad de Madrid y el monte La Cinta (Madrid), que acoge los mejores bosquetes y rodales de tejos de la región.

Para la organización “no se valora” el impacto ambiental de las infraestructuras existentes en el puerto de Navacerrada, especialmente de la estación de esquí y construcciones anejas y temieron que aunque éstas hayan sido excluidas de la zona de protección, la presión aumente al permitir la propuesta de la unión de esta estación con la de Navacerrada.

Además advirtieron que existen estrangulamientos innecesarios e injustificados, especialmente, en la unión de la zona norte y sur del futuro Parque Nacional, coincidiendo con el puerto de Navacerrada, “lo que implica problemas de continuidad y por tanto de viabilidad del espacio protegido”.

Para finalizar, Ecologistas en Acción subrayaron “la inseguridad jurídica” con la que nace el Parque señalando que existe un recurso ante el Tribunal Supremo que en breve podría suponer su nulidad y aseguraron que la propuesta “desvirtúa” la Red de Parques Nacionales al carecer de los requisitos mínimos que establece la ley que los protege y haber primado la marca parque nacional sobre los objetivos de conservación.