La asociación Ecologistas en Acción alertó este sábado de la progresiva pérdida del patrimonio que supone el cierre de los caminos públicos y las vías pecuarias que está produciéndose.

Así lo pusieron de manifiesto en el transcurso de las Jornadas que se celebran en el Centro Nacional de Educación Ambiental (Ceneam), en Valsaín, donde la Plataforma Ibérica por los Caminos Públicos ha organizado este encuentro para analizar la situación de las vías públicas.

Ecologistas en Acción puso en evidencia tres casos de cortes de caminos en la provincia de Segovia: la colada de Fuentepelayo a Hontalbilla, en el término municipal de Lastras de Cuéllar; el cordel de Años Impares, en La Lastrilla; y el camino de La Pedrona, en La Granja de San Ildefonso; y recordaron que algunos de ellos están amparados por resoluciones judiciales que no se cumplen.

La Plataforma, organizadora de las jornadas, que llegan a su quinta edición, aprovechó para demandar a los municipios que realicen inventarios de los caminos públicos que atraviesan sus términos municipales, en una medida que ayude a evitar el cierre de caminos por parte de particulares. Además, solicitó a la Administración del Estado que arbitre medidas para que los ayuntamientos tengan actualizado ese inventario de caminos públicos.

De la red de caminos públicos existentes en España, que suma alrededor de un millón de kilómetros, según las estimaciones de esta Plataforma, un porcentaje no desdeñable está cortado, según explicó Manuel Trujillo, presidente de la Plataforma. Según dijo, “en el sur podrían estar cortados alrededor del 80 por ciento”, dijo.