Agentes de la Guardia Civil del Equipo de Investigación del Puesto de San Ildefonso (Segovia) detuvieron a un hombre de como presunto autor de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas, de material agrícola por un valor de 15.000 euros. El detenido, A.E.P. de 28 años de edad y nacionalidad española es vecino de la localidad y pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Segovia.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, las investigaciones se iniciaron tras varios robos en los últimos seis meses en fincas rústicas de recreo situadas en Espirdo, La Higuera, Brieva, Basardilla, Torrecaballeros, Otero de Herreros y Vegas de Matute. Los propietarios denunciaron la sustracción de diversas herramientas, arreos de caballo, desbrozadoras, generadores, entre otros, tras forzar puertas y ventanas de las casetas donde se encontraba el material.

La investigación de los agentes se centró, desde el primer momento, en un hombre vecino de Espirdo, cuya actividad de venta de aperos y herramientas agrícolas era conocida. La Guardia Civil sospechaba que pudiera estar involucrado en estos robos.

Los agentes realizaron un seguimiento de las actividades de este hombre, que les condujo hasta dos establecimientos de Segovia donde presuntamente se vendían parte de los objetos robados: un taller mecánico y una tienda de venta de herramientas de jardinería y material agrícola. En estos lugares se encontraron varios efectos procedentes de los robos, que se habrían adquirido para su posterior venta a terceros: una radial, una desbrozadora, un remolque, dos generadores, etc.

Posteriormente, la Guardia Civil registró una finca de la localidad de Espirdo, utilizada para almacenar el material robado. Los efectos recuperados han sido reconocidos por sus legítimos propietarios.