La operación ‘Mito’, que se dio a conocer ayer y que se saldó con la detención de varias personas, ha permitido esclarecer la sustracción de 500 corderos y un camión frigorífico en la localidad de Ayllón, en Segovia.

Según informó hoy la Subdelegación del Gobierno, los agentes de la Guardia Civil iniciaron las detenciones de todos los miembros de la banda criminal tras el robo del camión frigorífico cargado con las 500 canales de cordero, que junto al referido vehículo y 1.100 euros en metálico habían sido sustraídos horas antes en un matadero de la localidad de Ayllón.

La Guardia Civil culminó la operación con la detención de seis personas y la desarticulación total de una organización criminal que actuaba en las provincias de Madrid, Valladolid, Segovia y Toledo, y cometía numerosos robos en naves industriales.

La operación se inició el pasado noviembre, cuando la Guardia Civil constató que se habían producido diversos robos en empresas ubicadas en polígonos industriales de la zona norte de la provincia de Toledo. Se estableció un dispositivo de vigilancia y control por parte de agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil y del Área de Investigación del Puesto Principal de Illescas.

Tras apreciar la actividad sospechosa que mantenían los ocupantes de un vehículo de alta gama, los investigadores establecieron numerosos seguimientos y vigilancias, con los que descubrieron que existía una banda organizada que cometía robos en polígonos industriales.

La organización criminal localizaba una nave vacía en un polígono industrial y la ocupaba ilegalmente. Posteriormente, robaba en locales del mismo polígono o de otros cercanos y guardaban en esa nave los objetos que sustraían y los vehículos robados que, tras cambiar las placas de matrícula, utilizaban para cometer los delitos. También robaban camiones o furgonetas para desplazar la mercancía a la nave, debido a la gran cantidad de material que sustraían en cada robo.