En total, 135.909 trabajadores de 11.4333 empresas de Castilla y León se benefician ya del ‘Cheque servicio’, una iniciativa dirigida a atender casos de emergencia familiar para evitar que un empleado, ante un imprevisto, no acuda a trabajar. En concreto, sirve para cuando los hijos, una persona mayor o dependiente a cargo del trabajador se ponen enfermos, el usuario solicite, a través de este servicio, que un profesional se haga cargo de la situación mientras cumple con su jornada laboral.

De las 11.433 empresas adheridas a este servicio, impulsado por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en colaboración con las empresas, la mayor parte se concentran en la provincia de Burgos, con 4.711 centros de trabajo asociados y 32.849 trabajadores beneficiados. En segundo lugar se encuentra Valladolid por cifra de empresas, con 2.766 empresas, aunque lidera el ránking de personas beneficiarias con 68.172 empleados. En los últimos puestos están Segovia, con 79 empresas y 1.780 trabajadores afectados, y Ávila, con 110 empresas y 1.208 personas.

Por lo que respecta al resto de provincias, en León son 456 las empresas que cuenta con el ‘Cheque servicio’ para 4.429 empleados; en Palencia, 247 para 3.093; en Salamanca, 136 para 20.56; en Soria, 743 para 7.522, mientras que hay otras 191 de fuera de la región que lo ofrecen a 7.982 empleados.

Estos últimos datos se deben a que la medida de conciliación está destinada tanto a empleados pertenecientes a empresas con centros de trabajo en Castilla y León como a empresas integradas en asociaciones de empresarios cuyo ámbito territorial sea la Comunidad y que se hayan adherido al programa.

 

Usuarios y servicios

Los servicios de esta iniciativa, que el año pasado sumó 6.320 horas a través de 266 servicios o cheques, por los que principalmente optan los usuarios son para el cuidado de niños, con un 75,13 por ciento de las demandas. Después están por el cuidado de ancianos, con un 18,82 y el de personas con algún tipo de discapacidad, con el 6,05 por ciento.

En su mayoría lo solicitan mujeres, en el 67,99 por ciento de los casos, y el mayor porcentaje son trabajadores en administraciones u oficinas, con el 43,05 por ciento. Los directivos de empresas lo utilizaron en un 10,9 por ciento de las ocasiones; los comerciales, en el 3,6 por ciento; el personal de logística o transportes, en un 9,05 por ciento, y el 27,15 por ciento se corresponde con otros sectores.

Por lo que respecta a la edad, tienen, principalmente, entre 25 y 50 años (91,4 por ciento). Les siguen los mayores de 50 (6,8 por ciento), y los menores de 25 (1,8 por ciento). En cuanto a los estudios, los mayores porcentajes los registran licenciado y diplomados (con un 36,16 y un 34,7 por ciento, en cada caso); personas que han cursado Formación Profesional (FP) (14,2 por ciento), Educación Secundaria (14,02) y con estudios primarios (0,92 por ciento).

 

Características del servicio

El horario de prestación de servicios es de lunes a sábado, desde las 6 hasta las 22 horas. La duración máxima es de ocho horas consecutivas dentro del horario indicado, con un límite de utilización del servicio de 80 horas anuales por trabajador. El lugar en que se preste el servicio de atención para el cuidado de familiares debe estar ubicado en la Comunidad, en concreto en municipios de 20.000 habitantes o más habitantes y cuyas áreas metropolitanas de influencia de radio estén a menos de diez kilómetros, y en municipios de más de 10.000 habitantes.

El coste estimado de cada hora de prestación es de 14 euros. El usuario paga sólo tres euros por hora, pudiendo ser abonado total o parcialmente por la empresa, mientras que los once euros restantes los aporta la Junta.

 

 

Satisfacción

La última encuesta sobre el ‘Cheque servicio’ indica que se ha configurado como una herramienta efectiva de conciliación de la vida familiar y laboral. El 92 por ciento de los usuarios encuestados asegura que esta iniciativa ha sido de gran ayuda para conciliar la vida laboral y familiar y la práctica totalidad recomendaría este servicio a otras personas. Además, un 73 por ciento reconoce sentirse “muy satisfecho” con el servicio.