La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Segovia aprobó hoy la convocatoria de concentración el próximo sábado 9 de junio de 20:30 a 21:00 horas en la Plaza Mayor para protestar ante la supresión de las paradas de varios servicios de Renfe hacia el norte de España. Así lo manifestó hoy el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, en una rueda de prensa en la que señaló la importancia de que “la sociedad segoviana que sienta la necesidad de protestar por este agravio, acuda a la convocatoria”. A la cita, se unirá la Asociación de Vecino de Segovia, quien redactó un manifiesto para mostrar su rechazo por la decisión de Renfe.

Ante la ausencia de contestación de una carta remitida por el primer edil de Segovia el presidente de Renfe, Arahuetes interpretó “que no hay interés por parte de Renfe de dialogar y comunicar de manera directa los cambios a Segovia”, por lo que manifestó que “vamos a luchar con todas nuestras armas políticas y sociales para evitar esta supresión”.

Además, el alcalde de la capital segoviana señaló que los posibles motivos económicos de la supresión de la parada “no se los cree nadie porque una parada de tres minutos en Segovia no tiene impacto económico”. En este sentido señaló que no solo no tendrían que eliminar el paso por Segovia Guiomar sino “que debería ser al contrario y tendrían que aumentar las paradas”.

Para finalizar, Pedro Arahuetes, lamentó que “parece que no tengan interés en que Segovia tenga comunicaciones con ningún destino” y criticó que la Junta “no esté defendiendo los intereses de la Comunidad” por lo que instó a los diputados provinciales a clamar “en contra de esta supresión”.

La polémica se generó en torno a la supresión de la parada de uno de los servicios del tren Alvia hacia el País Vasco en la estación de alta velocidad de Segovia Guiomar. La noticia levantó las opiniones de toda la sociedad de la ciudad en torno a los efectos negativos que tendría sobre la economía, el turismo y las comunicaciones en la capital segoviana, además del gran perjuicio que podría causar a los usuarios de esta línea que a partir del 17 de junio eliminará una de las dos paradas que tenía conectando con las localidades de Burgos, Miranda de Ebro, Vitoria, Zumárraga, Tolosa, San Sebastián, Irún, Hendaya y Bilbao.

La protesta se elevó hasta el Pleno municipal a través de una propuesta aprobada para reclamar a Renfe que no eliminase esta conexión con el norte de España, e incluso el diputado segoviano Juan Luis Gordó aseguró que presentó una pregunta parlamentaria en el Congreso para pedir a Renfe, dependiente del Ministerio de Fomento, que explique “las razones de por qué ha decidido suprimir totalmente, desde el próximo 17 de junio, el servicio de trenes que une Segovia, con parada en la estación Segovia Guiomar, con el País Vasco, con lo que perderá la comunicación con nueve ciudades del Norte de España”.