La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha la próxima semana una campaña de control del cinturón de seguridad y de sistemas de retención infantil. De este modo, entre los días del 11 al 17 de marzo, la Guardia Civil, en colaboración con las policías locales, intensificará los controles de estos sistemas, con el objetivo de que conductores y pasajeros los utilicen siempre y en todos los asientos, igual que los dispositivos de seguridad para niños.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, aseguró que “esta campaña tiene como objetivo continuar sensibilizando sobre la obligatoriedad y la necesidad de utilizar los cinturones y los sistemas de retención homologados”.

“El cinturón de seguridad es un seguro de vida; no hay que olvidarse de él y llevarlo siempre abrochado”, remarcó y recordó que “reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente”.

De este modo, explicó que “el cinturón de seguridad reduce el riesgo de muerte en el 77 por ciento de los vuelcos de vehículos”, y que “a 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar el cinturón suele tener como resultado la muerte o lesiones graves”.

Sobre los sistemas de retención infantil, destacó que “nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se pueden evitar utilizando estos dispositivos”. “La utilización adecuada de los sistemas de retención infantil ayudan a rebajar hasta en un 75 por ciento las lesiones en caso de accidente”, afirmó también la subdelegada.

En la última campaña del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil, que se desarrolló entre el 10 y el 16 de septiembre de 2012, en Segovia se realizaron 3.549 controles, con el resultado de 69 denuncias, un 1,95 por ciento.