Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 45,3% en la provincia de Segovia en julio, hasta situarse en 164 vehículos vendidos, debido al fin del Plan 2000E de ayudas a la compra y a la reciente subida del IVA, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). En España, las ventas de coches cayeron un 24,1% el pasado mes, sumando un total de 82.167 unidades vendidas.

Este descenso de las compras de vehículos en Segovia se debió, principalmente, a la bajada de las ventas de turismos, que cayeron un 49,6%, sumando un total de 140 unidades vendidas. Por el contrario, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 9%, con 24 matriculaciones en julio.

Por provincias, Segovia concentró el 6,1% de las ventas registradas en la región, sólo por delante de Soria. Valladolid, León y Burgos fueron las provincias con mayor número de matriculaciones.

En relación a las marcas más vendidas en Segovia hasta julio, encabeza el ranking de matriculaciones la casa Renault, con 178 matriculaciones, seguida de las firmas Volkswagen y Peugeot con 153 y  146 unidades vendidas. Las marcas Seat, con 135 unidades y Ford con 129unidades vendidas, fueron también representativas hasta el pasado mes, ocupando el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas en la provincia. Le siguen en volumen Citroën y Toyota, con 128 y 122 unidades, seguidas de Opel (121), Audi (86) y Skoda (66).

 

En Castilla y León…

Las matriculaciones de turismos en Castilla y León se situaron durante el pasado mes de julio en 2.682 unidades, lo que supone una reducción del 48,8 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, según los datos facilitados hoy por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). La Comunidad sólo acogió el 3,3 por ciento de las ventas del conjunto de España y fue la tercera región con mayor descenso, sólo superada por Navarra y Asturias.

Estos datos contrastan con los registrados a lo largo del primer semestre de 2010, cuando se matricularon en Castilla y León 28.686 turismos, un 4,2 por ciento del total nacional, con un incremento del 11,7 por ciento con respecto a las ventas de los seis primeros meses de 2009.

Por lo que respecta al conjunto de España, el mes pasado se matricularon 82.167 automóviles frente a los 108.221 de julio de 2009, lo que supone una disminución del 24,1 por ciento. En cuanto al primer semestre de 2010, las cifras de ventas de turismos alcanzaron las 686.328 unidades, un 26,8 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Fuentes de Anfac señalan que julio es tradicionalmente el mes que registra mayor número de matriculaciones del año, pero que en esta ocasión, debido a la finalización del Plan 2000E y a la subida de dos puntos del IVA, se ha producido una fuerte contracción del mercado. Además, apuntan que la caída “se ha agudizado de forma alarmante en la segunda parte del mes”.

Asimismo, auguran que la situación va a empeorar en los próximos meses debido al difícil escenario económico actual, ya que consideran que las medidas para la reducción del déficit público, las elevadas cifras de desempleo y la negativa evolución del consumo privado hacen prever “una reducción de las cifras del mercado español en el conjunto del año”, lo que creen que afectará de forma negativa al empleo en las redes de concesionarios y a los planes de producción de las factorías españolas.