El Alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, visitó el viernes 13 la redacción de Segoviaudaz.es y en directo respondió a las preguntas que le planteaban los lectores. Pasado ya el riguroso periodo de reflexión, hacemos balance de todas sus declaraciones sobre el espinoso tema de la alta velocidad y la estación de Guiomar ya que fueron numerosas las preguntas que trataron sobre este asunto. De hecho, la entrevista tocó casi todos los temas que más preocupan a los usuarios: la frecuencia de los trenes, la frecuencia de los autobuses públicos que llegan hasta la estación, el aparcamiento, o mejor dicho, la falta de aparcamiento, la futuras tarifas de Adif…

Así por ejemplo, y respecto a los problemas de aparcamiento en Guiomar, uno de los usuarios propuso la idea de que el Ayuntamiento allanase algunos de los terrenos adyacentes a la estación. “Ya no digo siquiera asfaltarlo, que incrementaría el coste, si no aplanarlo y echar grava”, añadió. Sin embargo, el Alcalde responde que “aunque la idea es buena, es inviable”. ¿Por qué? “Porque esos terrenos no pertenecen al Ayuntamiento, así que habría que expropiarlos y no vamos a hacerlo”. La respuesta de Arahuetes era tajante, “lamento decir que está bien como idea, pero que no es factible porque choca con la normativa urbanística y la normativa de expropiación forzosa”, aunque sí se mostró partidario de hacer el nuevo párking de Guiomar gratuito. Aunque puntualizó que “soy consciente de ninguno (aparcamientos de Adif en estaciones con servicio de Alta Velocidad) en España lo es”, abogó por establecer unas tarifas lo más baratas posible y establecer distinciones entre aquellas personas que hacen uso de la alta velocidad a diario y aquellos “que van a la estación a tomar algo”. Respecto a este último punto, sugirió la posibilidad de establecer un precio especial para aquellos usuario con bono mensual. Pero, en cualquier caso, reiteró que es Adif quién gestiona la estación y que no está en mano del Ayuntamiento tomar este tipo de decisiones.

Otro lector protestaba en el cuestionario por la frecuencia con la que los autobuses públicos llegaban a Guiomar y se quejaba de que este transporte llega a la estación 15 o 10 minutos antes de que salgan los trenes, algo que este lector calificaba de “desastre”. Arahuetes no comparte su visión y cree que esos 10-15 minutos de antelación “es un tiempo adecuado para pasar los controles de seguridad” o sacar los billetes con suficiente tranquilidad. No parece, pues, que el Ayuntamiento tenga intención de hacer algún cambio respecto a este punto.


Visión positiva

Porque, si bien el Alcalde afirmó que pueden mejorarse aspectos del servicio, Arahuetes tiene una visión muy positiva de las comunicaciones que Segovia tiene con Madrid y Valladolid. “Tenemos que insistir en que se aumente el número de lanzaderas y de frecuencias, también en la media y la larga distancia, no sólo con Madrid y Valladolid”, pero “tampoco es fácil pasar de la nada que teníamos hace unos años a tener un servicio perfecto”, explicaba Arahuetes.

El Alcalde segoviano está convencido de que las buenas comunicaciones con la capital de España y la capital de la comunidad autónoma son sus grandes fortalezas y afirmó que “yo viajo mucho de Segovia a Madrid, (…) y no siempre en el coche oficial y no veo todas las dificultades que describen”.