El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha señalado que solicitará en el próximo pleno de la corporación municipal que el Adif y Renfe modifique su decisión de eliminar la parada de la linea ferroviaria entre Madrid y País Vasco en la estación Segovia Guiomar. En este sentido señaló que durante la celebración de la próxima Junta de Gobierno Local elevará esta propuesta para llevarla posteriormente al pleno del consistorio segoviano porque “es una mala noticia en todos los sentidos para la ciudad”.

Arahuetes, que participó a nivel individual en la manifestación convocada en la Plaza del Azoguejo contra los recortes en educación, insistió en que “todos tenemos que trabajar para que esas paradas no solamente no desaparezcan sino que se incrementen”. El regidor municipal añadió que la decisión, que a partir del próximo 17 de junio eliminará la parada en la estación de alta velocidad segoviana, supone “restar importancia a Segovia”.

Además mostró su preocupación por la merma que podría producir en los recursos económicos de la ciudad y animó a toda la sociedad de la ciudad “independientemente de partidos políticos, ideologías y clase social”, a reivindicar su oposición a esta decisión “porque puede ser catastrófica para la ciudad de Segovia”.

 

Impacto turístico negativo

Por su parte, la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, aseguró hoy en declaraciones a Ical, que esta “decisión unilateral” tendrá un impacto turístico negativo en la capital del Acueducto “por servicio y por perjuicio, no solo por movilidad”.

De Santos, que apuntó que el País Vasco es junto a Levante, una de las cuartas procedencias a Segovia, calificó la medida de “sin razón” y apuntó que aunque desconoce lo que supone económicamente para Renfe.

Así, la titular de Turismo aseguró que el perjuicio no solo lo tendrán los segovianos que quieran viajar al norte de España sino que también será para aquellos que quieren visitar la capital segoviana, por lo que mostró su malestar.

Para finalizar, De Santos, aseguró que desde el Ayuntamiento “vamos a hacer todo lo posible para dar la vuelta a esta decisión “que es demencial”.