El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, criticó hoy que el anteproyecto de reforma de la administración local aprobada por el Consejo de Ministros ofrezca “más contenido a las Diputaciones en contra de los municipios”. Para el regidor de la capital segoviana “el problema no son los municipios” sino una cuestión de competencias y financiación por lo que consideró que la citada reforma “ataja alguno de los problemas y no afronta otros de los problemas importantes”.

No obstante lamentó el “oscurantismo” y la falta de información ofrecida a los ayuntamientos sobre el anteproyecto y consideró necesaria la previa facilitación del texto a los consistorios, por lo que señaló que “es una mala forma de empezar”. Por este motivo aseguró desconocer si se hará efectiva la desaparición de los municipios, si se dotarán de mejores medios a los ayuntamientos o si el recién aprobado anteproyecto será “un parche más dentro de lo que es la reforma de la administración local”.

Arahuetes esperó que el Ayuntamiento de Segovia no se vea afectado por la reducción del sueldo de concejales ni del propio alcalde e incluso señaló que aunque podrían ampliar las retribuciones porque “cumplimos los parámetros”, ésta no se hará efectiva.

Aún así aseguró que la escasa información de la que dispone al respecto es la ofrecida a través de los medios de comunicación y por este motivo prefirió guardar su opinión al respecto. Además, el edil esperó que una vez sean dadas a conocer íntegramente las características del anteproyecto se tenga en cuenta la opinión de los ayuntamientos. “Como no he visto todo el anteproyecto podemos trabajar en la linea que el Gobierno va a proponer o tendremos que buscar otras alternativas”, aseveró.