El alcalde de Segovia y presidente de la Comisión de Hacienda y Financiación de la FEMP, Pedro Arahuetes, se ha mostrado satisfecho al haber conocido que se trataba de un error la fecha en que impedía a los municipios acudir a préstamos bancarios.

Según ha manifestado tras la reunión de la Junta Directiva de la FEMP, todos los miembros de la Ejecutiva “hemos aplaudido esa corrección de errores, de modo que el plazo para acudir a préstamos se traslada al 1 de enero de 2011 y por tanto podremos continuar con las inversiones que teníamos previstas para 2010”, asegura Arahuetes.

Sobre su decisión de no presentarse de nuevo a la Alcaldía o dimitir de su cargo, aclaró que las circunstancias se han modificado. “Ha habido cambio de criterio y si la FEMP hubiera dicho que la medida era correcta, yo ya pintaba poco en la Comisión de Hacienda. No ha sido así y en la FEMP hemos trabajado para que esa corrección de errores se pudiera realizar y las cosas han cambiado”, ha afirmado.

De este modo se torna sustancialmente el estado de ánimo de Pedro Arahuetes, que había criticado duramente el decreto del Gobierno, advirtiendo de que podría no acudir de nuevo a las elecciones del próximo año, y con dimitir de presidente de la Comisión de Hacienda de la FEMP.

En cuanto a los cambios que puedan producirse este año sobre los créditos a los que piense acudir el consistorio segoviano, su concejal de Hacienda, Juan Cruz Aragoneses (PSOE), ha señalado que aún es pronto para decidir qué se hará. “Primero tienen que desarrollar el decreto y al año que viene ya veremos”, ha añadido. En este sentido, ha apuntado que este año “vamos a cumplir nuestro presupuesto gracias a la subsanación de ese error y será a partir de septiembre cuando empecemos a elaborar el presupuesto de 2011”.

Aragoneses ha recordado que el Ayuntamiento de Segovia goza de “un equilibrio financiero envidiable”, y subrayando que es el sexto ayuntamiento español con menos déficit por habitante. Asimismo, ha anticipado que en un futuro próximo será preciso ajustar los gastos, y que afectará a todas las concejalías y a las asociaciones que reciben ayudas municipales. También ha incidido en que a los ayuntamientos que “cumplimos con un equilibrio y con un bajo déficit no nos afectarán las posibles sanciones que puedan aplicarse desde Europa”, añadió, recordando que otros ayuntamientos próximos cuentan con un alto índice de endeudamiento, a la vez que citó al de Ávila.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Javier Santamaría (PP), también ha defendido que se tomen medidas contra los consistorios que no cumplan con los principios de equilibrio presupuestario. “Lo lógico es que se diga que los municipios no pueden estar endeudados en más de una cantidad, y habrá quién lo cumpla y quién no haya hecho los deberes adecuadamente, y quien esté reduciendo a la baja el déficit”. “Pero que no cercenen las posibilidades de acudir a créditos para realizar inversiones a través de infraestructuras mediante financiación externa”, sugirió.