El cuerpo sin vida de la anciana Teófila Lobo, de 87 años, ha sido localizado en el embalse de las Vencías, en Fuentidueña, según ha podido conocer la agencia Ical. La desaparición de esta vecina de la localidad de Fuentesaúco fue denunciada el pasado lunes por la tarde ante la Guardia Civil.

Los familiares denunciaron la desparición el lunes por la tarde en el Cuartel de la Guardia Civil de Fuentesaúco de Fuentidueña. Las labores de búsqueda comenzaron inmediatamente a cargo de el Equipo Cinológico de Zamora, y el del Ereim con sede en Roaza. Además los rastreos con perros, un helicóptero y patrullas organizadas a pie, con más de 200 vecinos de la localidad, se sucedieron a lo largo de los días, a pesar de la gran nevada que cayó días a atrás en la provincia. Teófila Lobo, natural de Carrascal del Río, vivía en Fuente el Olmo desde que se casó y vivía con sus dos hijas.