El Juzgado ha abierto la fase de liquidación de la que fue la primera empresa en facturación durante muchos años en la provincia segoviana, Proinserga, que arranca más de seis años después de que se acogiera voluntariamente al concurso de acreedores por los problemas de liquidez que sufría, según informa en su edición de hoy El Adelantado de Segovia.

El rotativo expone que un auto del Juzgado de lo Mercantil de Segovia ha abierto el proceso de disolución y venta de sus activos, que están formados por una docena de explotaciones de porcino, además de la fábrica de piensos de Fuentepelayo, y las oficinas de la calle Almira, que se encuentran cerradas desde el año 2007.

La falta de una propuesta de convenio por parte de los acreedores ha impulsado el inicio de la liquidación. El Juzgado de lo Mercantil convocó el pasado mes de junio a todos ellos para que presentaran una petición formal. Esta propuesta debía haberse formalizado 40 días antes de la reunión marcada para el próximo 12 de noviembre. Pero la dificultad para hacerlo ha llevado a la liquidación como única solución.