El estudio ‘Datos sobre el efecto de la crisis en los órganos judiciales’, elaborado por el Consejo General del Poder Judicial, concluye que la situación económica también ha tenido su repercusión en el trabajo de los juzgados españoles.

En el Juzgado de lo Social de Segovia se presentaron 280 demandas por despido el pasado año 2011. El dato, significativo en sí mismo, es aún más esclarecedor si se tiene en cuenta que cuatro años antes, en 2007, se presentaron 151, es decir, que la cifra de demandas por despido prácticamente se ha duplicado. Desde el 2007 el número ha ido aumentando ejercicio a ejercicio y registró una fuerte subida el año pasado. Si lo comparamos con provincias cercanas y, más o menos similares a Segovia, encontramos que en Ávila se presentaron 185 y en Soria 124, frente a las 280 de nuestra provincia.

En cuanto a las ejecuciones hipotecarias planteadas en el Juzgado de Primaria e Instrucción se registraron 176 en 2011, 192 en 2009, el año con mayor índice, y sólo 44 en 2007.

Por lo que respecta a los concursos de acreedores, el Juzgado de lo Mercantil contabilizó 21. La cifra estuvo oscilando entre los 15-18 en los últimos años, y llegó a los 21 en 2011. En Ávila se alcanzaron 11, en Soria 13 y en Zamora 14.