La Junta de Castilla y León y la Comunidad de Madrid, representadas por sus respectivos presidentes Juan Vicente Herrera y Cristina Cifuentes han firmado hoy un convenio en materia de transporte de viajeros. El documento suscrito hoy permitirá, según fuentes de la Junta de Castilla y León, que ciudadanos de ambas comunidades “puedan seguir beneficiándose del uso de los abonos combinados mensuales para distintos servicios entre Madrid y las provincias de Ávila y Segovia”

El documento garantiza la intención de las partes de articular esta colaboración de manera inmediata. Así, se establece la suscripción a la mayor brevedad posible de los protocolos y convenios que sean necesarios para fijar, entre otras cuestiones, las condiciones de acceso al servicio, la coordinación interadministrativa y la participación económica necesarias para la sostenibilidad y adecuado funcionamiento del sistema público de transporte de viajeros.

Según ha explicado el presidente de la Junta, las nuevas condiciones que se establecen hacen que el esfuerzo económico de Castilla y León vaya a pasar de unos 600.000 euros al año a los 1,4 millones de euros previstos, partida que ya está contemplada en el proyecto de Presupuestos para 2016.

Herrera también ha explicado que este acuerdo, hay que situarlo en el marco de las relaciones de colaboración que la Junta de Castilla y León mantiene con las comunidades limítrofes, que en este caso tiene como fin ofrecer una solución de transporte a las provincias de Ávila y Segovia, desde de las que diariamente numerosos estudiantes y trabajadores se desplazan a Madrid. Actualmente se estima que se benefician de la colaboración entre ambas comunidades unos 1.400 usuarios de ambas provincias (1.200 de Segovia y 200 de Ávila), el 60% de los cuales son jóvenes.

Estos viajeros utilizan distintos medios de transporte en su recorrido hasta la Comunidad madrileña y para desplazarse dentro de ella, lo que eleva el coste económico de su viaje y ocasiona inconvenientes en cuanto a los horarios y duración del viaje.  Las ventajas para los usuarios consisten en que con una única tarjeta pueden viajar hasta Madrid y utilizar los modos de transporte que operan en esta Comunidad.

Castilla y León y Madrid llevan colaborando desde el año 2005 en materia de transporte público de viajeros, y en concreto para la utilización de abonos combinados mensuales para distintos servicios entre la comunidad madrileña y las provincias de Ávila y Segovia.

Foto: Juan Vicente Herrera y Cristina Cifuentes