El colectivo Mujeres Inquietas ha protagonizado hoy en Segovia una acción simbólica reivindicativa contra la violencia de género en la Plaza de San Martín. El acto ha comenzado con el sonido de la voz del escritor uruguayo Eduardo Galeano: “Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”

En las escaleras se han ido dejando 45 pares de zapatos simbolizando las mujeres asesinadas este año acompañadas del sonido de la canción “Nunca más a mi lado” del grupo No te va a gustar con letra de Martín Gil y música de Emiliano Brancciari:  “La golpeó, puso un fierro en su pecho, mató la esperanza de un hecho,  inventó un futuro deshecho. Salió así su bravura cobarde infernal. Tristemente aceptada, normal. ” 

El colectivo Mujeres Inquietas ha aprovechado la circunstancia para reclamar mayor atención y más fondos para “luchar contra esta lacra social. La violencia de género” el colectivo también ha querido llamar a la reflexión individual de lo que puede hacer cada persona. El no consentir y la visibilización de los casos son aspectos muy importantes en los que todos podemos ayudar

Mujeres Inquietas recuerda a la sociedad que ya son 45 las fallecidas este año; y que  “no es inevitable, no son casos aislados y si fuera contra un grupo étnico se llamaría genocidio”