Los miembros de la Agrupación San Cristóbal en Cantalejo van un paso más allá en lo que a divertimento se refiere y han ideado para el próximo día 21 de mayo una iniciativa/concurso que seguro no va a pasar desapercibida en la provincia.

Un topógrafo profesional ha dividido el campo municipal de fútbol de ‘El Hoyal’ en 1.500 parcelas de 2×2 metros que han quedado puestas a la venta al precio de 5 euros cada una. De esta manera, el próximo día 21 de mayo a las 18:30 horas se soltará en el recinto una vaca a la que todos los participantes no quitarán ojo de encima hasta que deposite un ‘brengo’ si utilizamos la expresión en la lengua de la Gacería, típica de la zona. Su primera deposición, en definitiva.  

Como no puede ser de otra manera, las bases disponibles en la web de la Agrupación son taxativas y explican el proceso del concurso: “…ese lugar, delimitado virtualmente en forma de rectángulo, quedará aislado en el momento de salida del animal y no podrá haber nadie en el terreno, para que sólo se encuentre en el momento del sorteo una vaca”;

Las parcelas, según especifican las bases,  “estarán numeradas del 0001 al 1.500, comenzando la numeración por la parte Noroeste con el número 0001 y va incrementando su numeración de Oeste a Este (de izquierda a derecha) hasta completar la fila y de Norte a Sur (de arriba abajo) hasta completar las columnas y de esta forma cubrir la totalidad de la circunferencia.El terreno se delimitará virtualmente con dos ejes de coordenadas, uno vertical con filas desde la A a la AC y otro horizontal con 50 columnas. Desplazándonos como se menciona anteriormente de izquierda a derecha y de arriba abajo tendríamos como parcela nº 1 la A1 y la parcela 1500 la AC50”.

El premio

El afortunado propietario del pequeño terreno donde caiga la primera ‘mierda’ de la vaca  “a partir de la emisión de una señal acústica que indicará el comienzo del concurso” habrá ganado la no despreciable cifra de 1.500 euros y si la parcela no ha sido adquirida por nadie, o finaliza el plazo establecido para que la vaca ‘haga de vientre’, se realizará un sorteo de 500 euros entre toda los propietarios de alguna parcela. Para que no haya suspicacias, la vaca será introducida en el terreno “por un punto elegido por sorteo y desde allí comenzará a moverse libremente”, según especifica el reglamento.

Todo ha quedado bien ‘atado’ en las bases y pocas alteraciones a la norma pueden producirse. Si la ‘boñiga’ quedara repartida en varias parcelas, las bases confirman que: “la parcela ganadora será aquella donde primero haya caído la deposición. En el caso de que ésta cayera a la vez en una o más parcelas, se tendrá en cuenta la cantidad entre una y otra, es decir, aquella que cuente con mayor volumen de brengo, sería la ganadora, siendo el topógrafo designado por la organización, la persona encargada de determinar la parcela ganadora”. La vaca tiene para ‘hacer sus necesidades’ un total de dos horas y media.