Se esperaban títeres, se esperaban carcajadas…pero Titirimundi siempre sabe cómo dejar con la boca abierta a los asistentes a su inauguración oficial, y un año más, lo consiguió. Un derroche de ternura a raudales y dos actores que llenaban el escenario como si de una compañía entera se tratara, consiguieron conmover a un público embelesado con la adaptación del clásico ‘Pulgarcito’ para abordar temas tan hondos como el alzheimer y el abandono.

La compañía afincada en Vitoria-Gazteiz, Teatro Paraíso, fue la encargada de llevar a las tablas de la Sala Ex.Presa 1 la adaptación de esta obra de Perrault. Desde el mismo trasfondo, la audacia del director Iñaki Rikarte consiguió que la escena se tornase por momentos un cuento clásico del siglo XVII para minutos después continuar abordando temas de actualidad como la vejez y el papel de los ancianos en la familia y su posible visión de la vida.

“Según se dice, los cuentos se inventaron para dormir a los niños y despertar a los adultos, pero ¿y si los padres fuesen los niños y los hijos los adultos?”, señala la propia compañía en la presentación de esta obra, que se volverá a representar el jueves 11 a las 20:00 horas en la Sala Ex.Presa 1.

Unos soberbios actores, Tomás Fernández y Ramón Monje, consiguieron conmover a quienes allí se reunieron para dar la bienvenida a la 31 edición del festival que llenará un año más las calles de color y títeres toda la ciudad. Entre ellos, no faltó la asistencia de la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz; la diputada de Cultura, Sara Dueñas; el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López Escobar, entre otros muchos invitados.

Ante ellos, el director de Titirimundi, Julio Michel, invitó a inspirarse estos días con los títeres, tanto como Darío Fo lo hacía cuando veía atascado sus procesos creativos. “Su solución siempre era ver la secuencia a través de títeres, disfrútenlo”, señaló Michel para dar paso al pregonero oficial del festival, el zamorano José Luis Gutiérrez, ‘Guti’.

El etnógrafo evocó sus vivencias personales a lo largo de su tierra para hacer homenaje a las personas mayores. Sus vivencias con esos “viejos y viejas”, esa verdad antigua de las historias que le han transmitido a lo largo de su trayectoria profesional orquestaron su peculiar bienvenida a la nueva edición de Titirimundi, en la que actuarán 39 compañías.