La Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural en Segovia (AMFAR), ha presentado hoy su proyecto de promoción de empleo para mujeres del ámbito rural, financiado al 80% por el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación. El objetivo de este proyecto, es fomentar las oportunidades de negocio de las mujeres que viven en 20 pueblos de la zona oeste de Segovia. Tal y como ha declarado la Secretaria de la roganización y Presindenta Provincial, Nuria Alonso “Para poder llevarlo a cabo hemos contado con la ayuda de empresas propias de las localidades, ayuntamientos y ciudadanos que nos han ayudado a conocer cuáles son las demandas y necesidades propias de cada pueblo”.

Durante su presentación en la sede de ASAJA, Alonso explicó que este proyecto incluye tres líneas principales de negocio. En primer lugar, se ofrecerán varios servicios para atender las necesidades que se producen entre los habitantes del medio rural. Estos servicios van desde la ayuda en las tareas del hogar por parte de mujeres desempleadas, hasta el acompañamiento a los centros de salud a personas que no pueden asistir por sí solas.

Por otro lado, tras haber realizado un estudio de las particularidades culturales y artísticas de cada localidad, se han realizado ciertas propuestas que pretenden incrementar el turismo rural, como pueden ser la apertura de restaurantes, tiendas de souvenirs o casas rurales en las zonas en las que no existe este tipo de hospedaje. Además se pretende impulsar la venta de productos tradicionales que se producen en algunas de estas localidades.

La tercera línea de negocio, se ha centrado principalmente en el mundo resinero, ya que esta materia prima es propia de muchas localidades que están incluidas en el proyecto. Para ello, se solicitará a los ayuntamientos de los pueblos resineros, que ofrezcan un mayor número de pinos para resinar, y conseguir así que aumente la demanda de mujeres que se interesen por este oficio, que según ha comentado Nuria Alonso “Aporta importantes ganancias, ya que con la explotación de 2.400 pinos, se puede obtener un sueldo de 22.000€ en los seis meses de época de resinera”. Además, para todas aquellas mujeres que estén interesadas en trabajar como resineras, se las formará debidamente para sacar el mayor partido a sus pinos. Esta acción, favorece también al comercio nacional, ya que se evita la solicitud de resina en países extranjeros.

La crisis también ha llegado a los pueblos, donde la figura de la mujer emprendedora es menor. Los jóvenes están relevando a sus padres en los trabajos típicos del mundo rural y se espera que durante 2013 y 1014 se produzcan movimientos de población del campo a la ciudad. Esta y otras circunstancias, han hecho que se pusiera en marcha este proyecto, que según ha comentado Nuria Alonso, “confiamos en que no solo se quede en un papel y pueda seguir adelante”.

DEJA UNA RESPUESTA