Publicidad

Nuevo parque, en Nueva Segovia

Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia está ultimando retoques al que en breve se convertirá en el Parque de la Paz; un nuevo, moderno y cómodo parque para el disfrute de los segovianos en general, y de los vecinos de Nueva Segovia, en particular. Con 6.950 metros, el parque se sitúa entre las calles Rafael Alberti y Juan de Vera y de la Torre, junto al “pirulí”. La superficie se ha dividido en distintas áreas o campas para sus diferentes fines y usos.

 

Publicidad

Tras la explanación y definición del terreno se han delimitado cada una de esas estancias mediante una valla de madera y la instalación de pavimentos blandos (jabre y arena). Seguidamente se ha seleccionado la vegetación a plantar tanto en la zona perimetral y paseos, como en la interior. La plantación se corresponde a un variado catálogo de especies arbustivas. 400 ejemplares de hasta 14 especies diferentes (durillo, espino blanco o majuelo, celindas y rosa canina o escaramujo, entre otras) se han plantado haciendo un total de 5.600. En la elección de estas especies se ha tenido muy en cuenta el consumo de agua. Se ha colocado una red para el riego con goteo y se han elegido plantas autóctonas y de bajo consumo. No faltará, de todas formas, una pequeña zona con césped. No faltan tampoco los árboles. Para el perímetro exterior se han elegido 52 plátanos, y para el interior 31 chopos y 12 castaños de indias.


Pista polifuncional

El parque cuenta además con una pista polifuncional. Con forma octogonal el pavimento es de hormigón pulido, rodeada por un bordillo de hormigón y zonas destinadas al asiento. La pista podrá tener una gran cantidad de usos, desde la celebración de bailes al aire libre al de pista de patinaje. Otra de las zonas está dedicada al disfrute de los más pequeños con la colocación de juegos infantiles y otra a la de los mayores con la instalación de juegos biosaludables de rehabilitación física.

 

Para facilitar el acceso al recinto se han construido dos rampas y escaleras. No faltarán las papeleras, los bancos y la iluminación mediante torres de luz y se ha designado una zona para su uso como defecatorio canino. La inversión total alcanza los 290.200 euros y el plazo de ejecución concluye a finales de este mes de octubre.

Publicidad

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA