Miles de segovianos y segovianas recibieron hoy con aplausos, emoción y gritos de alegría la talla de la Virgen de la Fuencisla tras la restauración de su imagen en el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Junta de Castilla y León en Simancas (Valladolid). El Obispo de Segovia, Ángel Rubio, junto a otras autoridades eclesiásticas encabezaron el recibimiento a la patrona de Segovia, tras los desperfectos ocasionados por el robo sacrílego a sus joyas, que consiguió arrancar a la salida del santuario gritos de “guapa” y “viva la Virgen de la Fuencisla”.

A la cita, que comenzó alrededor de las 18:00 horas asistieron además el director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Sáiz, el alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, junto a la corporación municipal; el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar.

“Aquí está nuestra madre”, celebró el Obispo de Segovia durante su intervención en el interior del templo, lo que provocó el aplauso unánime de los asistentes. Ángel Rubio, destacó los gestos y las miradas de los miles de creyentes que compartieron una bienvenida que comenzó con el ofrecimiento de los ramos de flores que entregaron a la Fuencisla unas emocionadas alcaldesas y reinas de los barrios de la capital, el posterior baile con dulzaina y tambor y el canto de la Salve a la Virgen.

Por su parte, el director general de Patrimonio destacó que el robo sacrílego sirvió para celebrar una “fiesta especial y nueva” a pesar de la consternación que supuso “el llevarse algo tan nuestro” y citó al santuario como exponente de un buen patrimonio aunque las circunstancias de sus visitas no hayan sido las mejores, señaló, haciendo referencia al derrumbamiento de la ladera posterior sobre el templo y al robo a la patrona segoviana. “Esto hace que le de una fuerza especial”, apostilló.

Sáiz trasladó el “cálido abrazo” del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y de la consejera de Cultura, Alicia García, por la vuelta de la Virgen a su casa, y para finalizar aplaudió el trabajo del Centro de Conservación y Restauración en Simancas al que denominó como “el Houston de la restauración”. Entre las labores, el director de Patrimonio, aseguró que “hasta se le ha regalado un baúl para transportarla”, se aumenta su ajuar, e incluso se dispone de un nuevo sistema para cambiarla de ropa evitando desgaste.

Una de las integrantes del equipo técnico del Centro, la segoviana Cristina Gómez, explicó posteriormente el procesos de restauración que comenzaron con “el trabajo de urgencia” de la reparación de la mano del niño, amputada durante el robo. Gómez explicó algunos de los diferentes procesos a los que fue sometida la Virgen de la Fuencisla, siempre “cuidándola con el mayor cariño posible”, que estarán expuestos a través de paneles en el templo y que podrán ser visitados.

Los festejos continuaron con una tajada de pan y chorizo a todos los asistentes en la Alameda de la Fuencisla acompañado de la música de la Escuela de Dulzaina de Segovia, hasta la cerrada del templo alrededor de las 21:00 horas.

Con motivo del recibimiento, el Ayuntamiento dispuso un servicio lanzadera de transporte desde las 17 a las 21 horas con el recorrido ininterrumpido Plaza del Azoguejo- Alameda de la Fuencisla -Plaza del Azoguejo que congregró largas filas de pasajeros a los pies del Acueducto segoviano.

DEJA UNA RESPUESTA