El escritor, David Lagercrantz, ha afirmado en Segovia que la quinta novela de ‘Millenium’, la segunda de la que es autor, sigue profundizando en la mitología de Lisbeth Salander y aseguró que ‘El hombre que perseguía su sombra’ es la novela de Lisbeth y el tatuaje del dragón, porque la “hacker más antisocial” lleva “tatuado un dragón”.

Durante un encuentro con medios de comunicación en la Cárcel de Segovia, como guiño al escenario de inicio de la obra, con Lisbeth en una prisión sueca, Lagercrantz explicó que, aunque en un primer momento pensó en arrancar esta quinta entrega con la protagonista meditando en las calles de Estocolmo, se dió cuenta que no le gustaba “nada” y “era muy aburrido”, por lo que se decantó por “meterla en la cárcel porque necesita problemas duros”, recoge ICAL.

El punto de partida de su segunda novela de ‘Millenium’ arranca en el ambiente que vivió visitando la penitenciaría más dura de Suecia. Lagercrantz quiso indagar en las razones por las que Lisbeth Salander se tatuó un dragón, “porque lo lleva”, experimentar cómo habría sido su propia vida su hubiera nacido en un suburbio humilde, sin el amor recibido y descubrir “qué es lo que nos forma, qué es herencia y qué es adquirido”, resumió.

En esta quinta entrega, el escritor sueco aseguró que deja de lado, el miedo y el respeto que tuvo al personaje de Lisbeth Salander cuando fue seleccionado para continuar con la trilogía ‘Millenium’ de Stieg Larsson. “Pospuse, por miedo, su entrada en acción pero ahora ya no. Vivo Lisbeth, la llevo en el corazón, corre por mis venas, la siento y sueño con ella”.

En ‘El hombre que perseguía su sombra’, desde la primera página Salander es la protagonista absoluta. Para Lagercrantz es un “personaje icónico, extremo, extraordinario y singular”. En la lado contrario, está el personaje de Mikael Blomkvrist, que “es más como yo, puedo proyectar lo que siento”. En esta segunda novela, le ha hecho algunos cambios como dejar de fumar, beber vinos buenos y menos whisky y cerveza, y “es menos promiscuo”.

‘El hombre que perseguía su sombra’ salió a la venta en 25 países, el pasado 7 de septiembre. Tras hacer parada en Venecia, el novelista sueco recaló en España, en Segovia y Madrid, para después viajar a París y Estados Unidos. ‘Millenium V’ toma el relevo de ‘Lo que no te mata te hace más fuerte” que consiguió vender 6 millones de ejemplares en todo el mundo.

El autor sueco declaró que no fue fácil asumir las críticas tras la decisión la editorial de mantener viva la saga de Larsson que había conquistado a 89 millones de lectores. En la anterior gira de presentación fue muy consciente de lo que se jugaba, “estaba aterrado” y sintió “pánico” pero, a la vez, sintió “una fuerza motriz que me llevó hacia delante. “El listón estaba muy alto, la caída, si no gustaba el libro, supondría el final de mi obra literaria”, resumió David Lagercrantz. Miedos que superó con “el amor que entró a raudales” de los lectores, recordó.

Su trabajo en su segunda novela de la serie ha sido “más divertido” que en la anterior novela ya que seha sentido “más valiente con un ritmo más ágil’, sentenció Lagercrantz. Una vez más, se unen temas de actualidad, muy contemporáneos con “la rabia y la pasión moral por luchar por las injusticias que el ingrediente fundamental”.

En el cine 

La cuarta entrega de la serie también tendrá versión cinematográfica y será la actriz Claire Foy, la elegida para ser Lisbeth Salander. “Pasa de interpretar a la reina Isabel de Inglaterra”, en la serie ‘The Crown’, a la hacker más antisocial, pero “Claire lo hará bien”, afirmó el escritor sueco.

En su opinión, será una actuación en la que no se exagere tanto como en las anteriores la imagen exterior de Lisbeth. “Es cierto que es punki, lleva tattoos y piercings pero no quiere que la gente la vea, sino pasar desapercibida. Sin vanidad por la ropa”, resumió Lagercrantz, porque ella, sólo exhibe su versión más extrema en ropa y maquillaje, “para convertirse en una guerrera”.

Novela negra sueca

El escritor aseguró que el fenómeno de la novela sueca nació de la “seguridad de la sociedad”, de explorar en temas que no son habituales allí como la violencia o los crímenes. Una forma “escapismo de lo que no teníamos como en otros sitios”.

Aunque, también declaró, que hay muchos aspectos de la doble moral que influyen en Suecia, que buscar ser el mejor país en ética, moral o igualdad pero luego, “por debajo de esa superficie se cometían abusos y atrocidades hacia las minorías étnicas”, que es un aspecto que la trilogía “sacó a flote”.

David Lagercrantz denunció una campaña de desinformación, de noticias falsas, que “se extiende desde la extrema derecha”, con el apoyo de Trump, para “poner a Suecia en mal lugar”.

Periodismo de investigación

Como periodista, el autor sueco explicó que van a quedar dentro de una organización internacional de apoyo al periodismo de investigación, sus propios fondos para apoyar a periodistas a que hagan trabajos de investigación, “con mucho tiempo”.

David Lagercrantz defendió que sin periodismo la democracia, se muere. Aseguró que esta muy impresionado del buen periodismo que se hace en Estados Unidos, “con tan pocos fondos”, a pesar, de “las terribles condiciones”. También denunció un tipo de periodismo, “de mentira más propaganda y eso es una vergüenza”.

En su opinión, no tiene que haber “motivos ocultos para para escribir un artículo, sólo la búsqueda de la verdad, sea cual sea, esa verdad”.

Imagen: Diego de Miguel – ICAL