Los alumnos del Colegio Maristas de Segovia expresaron hoy su solidaridad con Japón mediante un emotivo encuentro con los miembros de la selección española de fútbol-sala, que ha permanecido concentrada en la ciudad del Acueducto. Los escolares realizaron varios trabajos con los que plasmaron su solidaridad con el pueblo nipón. Entre otras cosas, le regalaron 1.000 grullas de papel, siguiendo una antigua tradición del país oriental, y que los miembros del combinado japonés recogieron con agrado y emoción.

El encuentro tuvo lugar en el polideportivo del colegio segoviano, al que acudieron alumnos, padres y profesores. El seleccionador nacional de fútbol-sala de Japón, Miguel Rodrigo, narró a los alumnos del centro su experiencia en el país, del que vino hace apenas una semana. Allí contó algunas anécdotas vividas y trasladó casos próximos a sus jugadores.

En el pabellón del centro educativo, todos los presentes guardaron un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas, y mostrarán su cercanía con Japón a través de la actuación del coro del centro.

El seleccionador nacional de Fútbol Sala de Japón y ex entrenador del Caja Segovia, Miguel Rodrigo, trasladó las cualidades de la sociedad japonesa al calificar de “admirable el comportamiento que están teniendo los japoneses en estos momentos” y puso como ejemplos el orden y el cumplimiento a rajatabla del gobierno: “Si se les pide que compren los alimentos con moderación, lo hacen; algo impensable en España”. Además indicó que las empresas han dado libertad a los trabajadores para acudir a sus puestos, y van todos, y ahora están tratando de ahorrar toda la energía que pueden”, añadió

Además el equipo directivo del colegio segoviano leyó un comunicado en el que recordó que la actividad pretende “elevar nuestro sentimiento de cercanía con Japón”. “La Tierra nos ha puesto a prueba y queremos expresar nuestro respeto y agradecimiento a un pueblo que afronta la dificultad y el dolor con constantes muestras de humanidad, civismo y vida”.

La actividad del colegio Marista se une a otras que han tenido lugar estos días como la conferencia que en Caja Segovia ofreció Miguel Rodrigo, quien lamentó el hecho de que el problema nuclear haya “tapado la gran tragedia humana que se ha vivido” en ese país con el terremoto y el posterior tsunami.

DEJA UNA RESPUESTA