El BOCyL ha publicado la Orden de convocatoria que abre el plazo de solicitud hasta el 30 de septiembre para subvencionar los gastos asociados a la puesta en funcionamiento del servicio de acceso a Internet de banda ancha vía satélite (incluye el alta, equipos e instalación, hasta un máximo de 400 euros), en aquellas localidades situadas en “zonas blancas”, donde las operadoras no prestan servicio por falta de rentabilidad económica.

El presupuesto asignado es de 50.000 euros y abarcará las instalaciones hechas desde el 1 de noviembre de 2016 hasta el fin del plazo de solicitud y por primera vez los beneficiarios podrán ceder el derecho de cobro de la subvención al operador, lo que supone que la ayuda concedida será descontada de la primera factura, no teniendo que adelantar los costes subvencionados.

El servicio que se contrate deberá ser una conexión por satélite de banda ancha con una velocidad de descarga de al menos 6 Mbps y podrá optar a la subvención cualquier ciudadano español, comunitario o extracomunitario que tenga residencia legal en España.

La tecnología por satélite es la única capaz de dar cobertura a una parte del territorio de la comunidad en la que, no se prevé que Internet pueda llegar por tecnología de fibra óptica o tecnología de radio terrestre. Esta tecnología, ha experimentado una importante evolución en los últimos años, aumentando la oferta comercial llegando incluso a los 100 Mbps. Además, existen diferentes tarifas que pueden acomodarse a distintas necesidades, ya que sus precios varían en función del límite de descarga que se contrate.