Las Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León y su Consejo Regional han expresado su deseo de que se haga “valer el derecho constitucional de trabajar en la jornada de huelga general del próximo 29 de marzo, de igual modo que también asiste el derecho de secundar la misma”.

Las Cámaras instan a los empresarios a que el jueves estén al frente de sus negocios y aseguren, como cualquier otra jornada, los medios necesarios para que los empleados puedan desempeñar su trabajo de forma normal, “ya que el paro general tendrá graves prejuicios económicos para el conjunto de las empresas y será contraproducente para la imagen del país en el exterior”, indicaron en un comunicado.

Las Cámaras están convencidas de que las fuerzas del orden público garantizarán el derecho no solo de huelga, sino también de trabajar. Igualmente, confían en que la jornada del próximo día 29 se desarrolle con plena normalidad.