Las sopas de ajo han vuelto a deleitar a segovianos y turistas en esta nueva noche de San Frutos que será una hora más larga. Han sido más de 3.000 personas las que, un año más, han querido rendir homenaje al patrón de Segovia, lo han hecho en una noche cálida, y asombrados por el paso de la hoja cuya ilustración, de la joven diseñadora Mónica Carretero era visible desde la lejanía. Tras este momento, que se ha producido cuando el reloj marcaba las doce de la noche, ha comenzado el reparto de las sopas de ajo que, con un precio simbólico de un euro, permitirán el desarrollo de alguno de los proyectos de Manos Unidas, organización a la que se destinarán este año los fondos recaudados.

Además, y como viene siendo habitual, el alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes, ha soplado las velas de su cumpleaños. En el día del patrón, el regidor celebra su 51 cumpleaños. Hoy, tras llegar de Estados Unidos, donde ha trabajado en la promoción de las Ciudades Patrimonio, no ha querido perderse la fiesta en honor al patrón y, un año más, ha repartido su tarta entre los segovianos.

¿Quiéres ver los mejores momentos? Aquí los tienes.