El Club Rastreadores del Valle es una original actividad destinada al público infantil, con la que el Centro “Los Molinos” quiere aprovechar el periodo vacacional que propicia el mes de julio para inculcar en los más pequeños la necesidad de respetar y cuidar el entorno natural que nos rodea, comprometiéndoles de forma activa en esta labor.

Un total de 90 niños -con edades comprendidas entre los 6 y los 12 años- han entrado a formar parte de este grupo de naturaleza, disfrutando y participando en diversos talleres, a través de los cuales han tenido la oportunidad de conocer la técnica ancestral del rastreo, observar animales vivos, identificar sus huellas, estudiar los sonidos de las aves, construir cajas nido y refugios para animales, etc. La metodología que se aplica a estas actividades no sólo persigue que los más jóvenes adquieran conocimientos sobre naturaleza, sino también que compartan experiencias, trabajen en equipo, asimilen importantes valores, realicen ejercicio físico y disfruten del entorno de este Centro, dado que, aunque mayoría de las actividades se desarrollan en la sede de “Los Molinos”, se realizan también salidas diarias al valle del río Eresma.

Dada la buena acogida que ha tenido esta iniciativa en las dos convocatorias anteriores y el elevado número de solicitudes que se recibieron en su momento, se retoma este verano el Club Rastreadores del Valle con talleres novedosos. Los participantes en ediciones pasadas, desarrollarán las actividades entre el 1 y el 5 de julio. Además, se abre una convocatoria especial para nuevos rastreadores que tengan entre 6 y 12 años, que pueden sumarse a este proyecto entre los días 8 y 12 de julio. La inscripción puede hacerse del 20 de mayo al 14 de junio en el centro “Los Molinos” (C/ Puente de San Lorenzo, 23. Tlfno 921.43.37.95) y tiene un coste de 85 euros, siendo las plazas limitadas.