El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha asegurado en Segovia que la Comunidad de Castilla y León se encuentra “a pesar de la crisis, en una situación comparativamente mejor que la del conjunto del Nación”. Aseguró que la Comunidad es, con Navarra y el País Vasco, las que lideran el crecimiento económico en el año 2010 y que han iniciado el camino de la recuperación económica. “Ello ha sido posible gracias a la actividad provocada en estos últimos meses, y con una política económica e industrial tendente a mejorar nuestra estructura productiva, apostando por modernizar y diversificar nuestra economía”, dijo.

Así lo indicó durante su participación en el foro sobre recuperación y que se celebra con varias mesas en las que intervinieron distintos consejeros, empresarios, directivos y profesores. En su intervención recordó que el PIB de la región fue del 0,8 por ciento frente al -0,1 de España “siendo la segunda comunidad española con mayor crecimiento durante 2010”.

En el resumen de la legislatura que presentó Villanueva señaló que la mejora se ha evidenciado por el hecho de que en el año 2007, Castilla y León abandonaba la calificación de Región Objetivo 1 y se ha avanzado “en un marco de consenso con todos los agentes económicos y sociales”. Según dijo en el año 2008 se adoptaron 27 medidas anti-crisis “en contraste con la pasividad que entonces mostraba el Gobierno de España”.

En este sentido se refirió a los planes de reestructuración del sistema financiero y al apoyo a fondo perdido concedido a más de 7.000 proyectos empresariales con ayudas concedidas por valor de más de 700 millones de euros.

Recordó la apuesta por la internacionalización de la que se han beneficiado 4.200 empresas, y la diversificación sectorial que ha permitido que en 2010 se haya logrado un volumen de exportación récord de 10.500 millones de euros.

Otros ejes destacados por Villanueva fueron el de innovación que ha hecho que Castilla y León ocupe el sexto lugar en esfuerzo tecnológico, con una aportación del tres por ciento del presupuesto regional a políticas de I+D. También citó los 314 millones de euros orientados a desarrollar suelo industrial y tecnológico en todas las provincias de la Comunidad; o el impulso del sector de la automoción que cuenta con más de 50.000 empleos en la región.

Para frenar el avance del paro Villanueva dijo que se ha trabajando para desarrollar políticas de protección a los trabajadores, y paraa incrementar la productividad de los activos. Citó el IV Plan Regional de Empleo que ha “permitido apoyar la creación de 77.000 puestos de trabajo, formar a 300.000 trabajadores y orientar a 165.000 desempleados”.