La Consejería de Fomento pondrá en servicio este año 13 nuevas rutas para acercar el transporte a la demanda a más de 88.000 personas de 292 localidades que pertenecen a 159 municipios de la Comunidad. Además, precisaron que de este modo se cumplirán las previsiones de la Junta de Castilla y León marcadas al inicio de la presente legislatura y se dará cobertura a todo el ámbito autonómico.

Las localidades, que pertenecen a las nueve provincias, se sumarán a las 3.317 que ya se benefician de este servicio, implantado en 96 zonas, para dar respuesta a los problemas de movilidad de muchos ciudadanos que viven en pequeños municipios y que en muchas ocasiones no conducen. De hecho, el 63 por ciento de los usuarios que utiliza este servicio, un sistema de gestión del transporte basado en una petición previa del ciudadano, tiene más de 65 años.

En concreto, las nuevas zonas previstas, que comenzarán a implantarse en los próximos meses, en la provincia de Segovia, se beneficiarán de las nuevas rutas de transporte a la demanda 15 localidades de nueve municipios de Villacastín, con 4.000 habitantes, y en Soria, 42 localidades de 15 municipios de El Burgo de Osma, con unas 6.300 personas beneficiaras.

son la de Arévalo, en Ávila, que beneficiará a 39 localidades de 31 municipios que acogen una población de cerca de 16.000 personas. En Burgos, la Consejería de Fomento extenderá el transporte a la demanda a las zonas de Huerta del Rey, Quintanar de la Sierra y Valle de Losa. En el primer caso, se beneficiarán siete municipios, con 12 localidades asociadas y más de 2.000 vecinos. En el caso de Quintanar de la Sierra la nueva ruta afectará a seis municipios con casi 5.000 habitantes, y en el de Valle de Losa, a cuatro municipios con 38 localidades y cerca de 1.000 vecinos.

En León, la nueva ruta de transporte a la demanda será en la zona de Toreno, con tres municipios y 24 localidades en las que viven casi 6.000 personas. En la provincia de Palencia también se pondrá en marcha una nueva ruta, en el área de Torquemada, con diez municipios de los que dependen 16 localidades con 2.500 personas.

En el caso de Salamanca, la provincia contará con dos nuevas zonas, una en Guijuelo y otra en Pedrosillo el Rajo. La primera afecta a 40 localidades de 27 municipios con una población de 11.500 personas; y la segunda, a 24 de 17 municipios con más de 4.000 personas.

En Valladolid se sumarán la zona Valladolid Rural I-Renedo, con once localidades de seis municipios, con 17.000 habitantes, y la de Valladolid Rural II-Zaratán, con ocho localidades de siete municipios, con unas 8.000 personas beneficiarias. Finalmente, en Zamora se incorporará la zona de Villalpando, con 17 localidades en las que viven unas 5.500 personas.

Los usuarios de estas nuevas rutas son informados directamente, tanto de los servicios implantados como del funcionamiento del sistema, a través de unos dípticos o cartas personalizadas que son buzoneados en sus domicilios y mediante carteles informativos de los servicios. Las reservas pueden hacerse por los ciudadanos llamando a la Central de Reservas al número 900 20 40 20, incluso cuando el vehículo ya ha comenzado a realizar la ruta, siendo recibidas por el conductor en el ordenador de a bordo que está instalado en el vehículo a través de la Central de Reservas.

 

Un millón de usuarios

El Transporte a la Demanda tiene en marcha actualmente 734 rutas en las nueve provincias con más de 3.600 expediciones semanales. Actualmente, más de un millón de personas utilizan este servicio, que cuenta con una inversión global de 16,5 millones de euros. Esta iniciativa eminentemente castellana leonesa ha sido presentada en Europa recientemente por el consejero de Fomento.

Representantes Aragón, Asturias, Cantabria, Baleares, y de regiones de países como Inglaterra, Irlanda, Francia, Italia, Portugal, Alemania, Polonia, Bulgaria, Grecia, Finlandia y países no integrados en la UE, como Noruega, han mostrado interés en implantar el servicio de Transporte a la Demanda en sus respectivas regiones, con problemáticas de transporte similares a las de Castilla y León.

 

Sostenibilidad

El transporte a la demanda contribuye no sólo a vertebrar y cohesionar el territorio, sino también a cumplir los objetivos de la UE en cuanto a transporte sostenible. Según los datos de la Fundación Ecología y Desarrollo, en Castilla y León se estima que proporcionar el mismo nivel de servicio con un transporte convencional implicaría anualmente un coste cuatro veces superior, recorrer 5,4 millones de kilómetros en vacío y emitir 6.000 toneladas de CO2 más.