Unos 40 agentes de la Guardia Civil participarán en el control del desarrollo de los encierros de la localidad de Cuéllar, y que se caracterizan por ser los más antiguos de España.

Así se ha acordado en la reunión de la Junta Local de Seguridad Ciudadana de Cuéllar, que estuvo copresidida por la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, y el alcalde de la localidad, Jesús García. En ella se estableció el dispositivo especial para los encierros de las fiestas de la villa, que se celebrarán entre las jornadas del 29 de agosto al 2 de septiembre, dentro de la programación de los festejos en honor a la Virgen del Rosario.

El Ayuntamiento de Cuéllar ha acogido la reunión en la que se ha analizado tanto el recorrido de los encierros como los cortes de tráfico, y se ultimaron medidas de seguridad que se pondrán en marcha. Junto a los 40 agentes de la Guardia Civil que trabajarán en el operativo para garantizar la seguridad y evitar percances, colaborarán con la Policía Local y el equipo de Protección Civil de la Junta. La subdelegada subrayó que el dispositivo tiene como objetivo “prevenir cualquier situación peligrosa, proteger a los ciudadanos y evitar posibles maltratos a los animales”.

En cuanto a las carreteras, la Jefatura Provincial de Tráfico estudiará para su aprobación la solicitud del corte de tráfico en la SG-205 entre las 7.50 y las 8.30 horas. La subdelegada recordó la prohibición de circular con cualquier vehículo a motor en los espacios anexos al itinerario de los encierros. Quedan exentos de esta prohibición los vehículos autorizados para el buen desarrollo del encierro.

También se ha pedido a los caballistas y a los corredores que “sigan las órdenes y los consejos de la organización de los encierros y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en todo momento, para evitar posibles incidentes”. Recordó también que “está prohibido maltratar al ganado, que los menores de 18 años no pueden participar en los encierros y que no se permitirá tampoco participar a quienes muestren síntomas de embriaguez”. Sobre este asunto, advirtió que “incumplir estas normas es una infracción grave en materia de espectáculos taurinos, que puede ser sancionada con una multa de hasta 60.000 euros”.