El presidente de la Diputación Provincial de Segovia, Francisco Vázquez, aseguró hoy que el anuncio de reducir un 30% el número de concejales en toda España realizado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no es “para rasgarse las vestiduras”, porque “está destinado a grandes ayuntamientos como los de Madrid y Barcelona, y aseguró que afectará poco a la provincia de Segovia.

Vázquez, que compareció hoy ante los medios para hacer balance del primer año de legislatura, explicó que una reducción en Segovia supondría un ahorro “cero”, ya que la mayoría de los ediles de la provincia no cobra un sueldo. En concreto, de entre los 1.000 alcaldes y concejales que existen aproximadamente en la provincia sólo 70 cobran un sueldo, alrededor de 50 alcaldes y 20 concejales. En este sentido, aseguró que desde el punto de vista económico “no va afectar a la provincia de Segovia” y, desde el punto de vista laboral, en todo caso se eliminarían funciones a los concejales que en un 99 por ciento de la provincia trabajan sin cobrar. En este sentido, Vázquez señaló que el ahorro se verá en los grandes municipios “que muchas veces ha abusado” del número de ediles.

“Todo el mundo puede estar representado con un tercio menos más o con un tercio menos de concejales”, explicó, para añadir que en la provincia segoviana son los alcaldes y alcaldesas o algún teniente alcalde los que realizan la mayor parte del trabajo en los consistorios.

No obstante, abogó por esperar al desarrollo de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General, porque por el momento es una propuesta de una serie de medidas “que requieren un desarrollo normativo y legislativo”, y aseguró que el Partido Popular quiere contar con el consenso de los demás partidos políticos. En este sentido, criticó que otros partidos políticos vengan reclamando una reducción de la estructura de la Administración, y que ahora sea criticada desde la oposición.