Unión, Progreso y Democracia ha mostrado su sorpresa por las últimas declaraciones del alcalde de Segovia Pedro Arahuetes sobre el Consejo de Caja Segovia en las que criticaba que tras la fusión para el nacimiento de Bankia «ya no pintamos nada». El grupo político señala que Arahuetes, como Consejero, ‘también es responsable de su mala gestión’ y que ‘su obligación debería haber sido la de controlar la indemnización millonaria recibida por el anterior Director General, así como las posibles indemnizaciones por prejubilación de las que ahora refiere no tener conocimiento’. En este sentido el partido «magenta» critica la ‘politización’ de las cajas e instan al alcalde de Segovia a que de explicaciones.

UPyD señala que desde su nacimiento ha venido denunciando, y así se ha propuesto en el Congreso de los Diputados, la despolitización de las Cajas de Ahorro. Mantienen que si a los consejeros de las cajas se les hubiera aplicado la ley de Sociedades Anónimas, y Caja Segovia en el momento de su integración en Bankia hubiera estado en estado de quiebra todos los consejeros habrían tenido que responder por su gestión.

Para finalizar añaden que en el proceso de desaparición de Caja Segovia ‘se ha hurtado a todos los segovianos del conocimiento de la realidad de su estado financiero, la cuantía de las indemnizaciones por jubilaciones y prejubilaciones y del conocimiento del destino dorado de algunos de sus dirigentes’.