Tras anunciar en el Congreso de los Diputados que UPyD se personará por el tema de las preferentes, el Diputado Toni Cantó subrayó durante una conferencia celebrada esta tarde en El Espinar (Segovia) que lamenta que un partido pequeño, como UPyD, tenga que llevar a cabo estas actuaciones porque no haya funcionado ningún sistema de control. Toni Cantó acusó a PP y PSOE de engañar a los ciudadanos y aseguró que hará todo lo posible para conseguir responsabilidades porque “no queremos que escurran su responsabilidad política ni penal, y que se dejen de fuegos de artificio”.

El drama, añadió Cantó, es que “hoy hemos vuelto a asistir en el Congreso a cómo los dos grandes partidos se echan la culpa entre ellos, que es la forma típica que tienen de escurrir el bulto; ambos estaban dentro de las Cajas de ahorros y ambos han usado el dinero público”. El diputado de UPyD criticó, además, que los ciudadanos hayan pagado doblemente esa situación, porque se ha utilizado dinero público para rescatar a las cajas con el objetivo de que PP y PSOE pudieran “construir el megaproyecto político de turno que, al final, ha resultado deficitario y ruinoso, para ganar elecciones, para hacer política con el dinero público”, sentenció.

“Nosotros lo que queremos es que se hable de responsabilidades políticas pero penales también, porque, en el caso de las cajas y las preferentes, han fallado todos los controles que debieran ser independientes”, argumentó Cantó, quién se preguntó “por qué un partido pequeño como el nuestro, UPyD, tiene que llevar a cabo estas actuaciones penales y no lo hace el Fiscal General del Estado, por ejemplo, o por qué el Gobernador del Banco de España no hizo nada al respecto, o por qué no hubo ningún control que alertara de lo que estaba sucediendo en este país”.

El representante de UPyD insistió que, en el caso de las cajas y de las preferentes, hubo un engaño ya que las preferentes eran un producto para inversores, no para ahorradores, y “hemos visto hasta gente que firmó con la huella dactilar”. Toni Cantó aseguró que las críticas que recibe su partido son de agrupaciones políticas, que no de los ciudadanos, de los que recibe “agradecimiento y apoyo” por su lucha en este asunto.

Por su parte, la portavoz de UPyD en Segovia afirmó que “hay un pacto de silencio” para que no se hable del tema. Luciana Miguel señaló que “nadie ha dado ninguna respuesta” tras dos años analizando qué pasó en Caja Segovia en materia de gestión y retribuciones. Añadió que lo que UPyD pretende es “arrojar luz” para saber cómo se ha llegado a este punto.

En cuanto al decreto del Gobierno andaluz sobre los desahucios se mostró tajante. “Desde el momento en que lo suelta una Consejera que estaba en una Caja de Ahorros que, además, había llevado a cabo desahucios y siendo un decreto que, probablemente, no llevará a ningún lado, suena a lo mismo: a propaganda, fuegos de artificio y a nada”, concluyó.