La portavoz de Upyd Segovia, Luciana Miguel Alhambra, aseguró hoy que “hay demasiadas similitudes” entre la construcción del Palacio de Congresos en los terrenos de la sociedad Segovia 21, investigada por la Fiscalía, y el caso Caja Segovia por falta de transparencia. Miguel Alhambra cuestionó la premura con la que se puso en marcha el proyecto puesto en marcha por la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León asegurando que “parece que se le ha ocurrido de un día para otro”.

A las 10:00 horas y después de una guardia, la portavoz del grupo político y médico forense acudió sin dormir al Ayuntamiento de Segovia para firmar las hojas de la iniciativa del alcalde de la capital, Pedro Arahuetes, para instar a las instituciones promotoras del proyecto a no financiar con dinero público la infraestructura. Allí, Luciana Miguel criticó la falta de información sobre cómo se realizarán los pagos al Gobierno regional tras su aportación de 8 millones de euros y que no se lleven a cabo otros proyectos como el Teatro Cervantes, al que señaló como alternativa al Palacio de Congresos, en declaraciones recogidas por Segoviaudaz.es

No obstante la representante del partido magenta, manifestó que las consultas a los ciudadanos no pueden ser llevadas a cabo “como arma arrojadiza de poder entre PP y PSOE” y emplazó a preguntar a la sociedad sobre otros proyectos como el Círculo de las Bellas Artes y la Tecnología (CAT) y a poner en marcha otras inversiones como la segunda fase del Campus de Segovia.

Asimismo, recordó que el caso del consejo de administración de Segovia 21 continúa en manos de la Fiscalía porque aunque “no tenemos noticia de que se haya avanzado en un sentido ni en otro” tampoco la tienen del archivo de la causa . Su grupo político denunció el detrimento económico de 1,5 millones de euros de la Diputación Provincial cuando “se metió en un proyecto especulativo” que, según Miguel Alhambra, no corresponde a una institución pública.

Considerando necesario un Palacio de Congresos en Segovia, Luciana Miguel lamentó la “guerra de poder” entre partidos políticos y criticó la puesta en marcha el proyecto a 6 kilómetros de Segovia sin garantizar su viabilidad económica ni su rentabilidad posterior. “No basta con cubrir gastos, tiene que crear riquezas”, apostilló.