UPyD de Segovia cuestionó hoy la legalidad del proyecto del Palacio de Congresos promovido por la Diputación Provincial en el complejo La Faisanera, por la utilización de dinero público en una sociedad con ánimo de lucro como es Segovia 21, promotora del complejo y cuya accionista principal es la institución provincial.

A través de una carta abierta remitida al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, la portavoz de UPyD Segovia, Luciana Miguel, le reprocha el involucramiento de la institución en una “operación especulativo-inmobiliaria” que nunca debió capitanear porque “las diputaciones no son promotores inmobiliarios tienen otra finalidad”.
Por este motivo, advirtieron a Vázquez de que “ es momento de no utilizar indebidamente los recursos públicos para tapar políticas equivocadas aunque afecten gravemente a su partido”, coincidiendo “por una vez”, con las declaraciones efectuadas por el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, quien señaló que el Palacio de Congresos busca “tapar vergüenzas”

En este sentido pidieron “un poco de cordura” a Vázquez y le emplazaron a actuar “igual que siguió nuestras recomendaciones cuando UPyD denunció la situación de Segovia 21”. Para la formación magenta, el presidente de la Diputación se olvida de la “larga lista” de recortes efectuados y le cuestiona que otorgue prioridad al vial del AVE hacia la finca Quitapesares que a otras obras paralizadas en la capital o la adecuación de la circunvalación.

Miguel Alhambra subrayó que la creación de Segovia 21 estuvo dirigida por miembros de Caja Segovia, a los que atribuyó ser los responsables de la quiebra de la entidad, y que “están ahora incursas en una investigación judicial en Segovia a instancias de UPyD” que el no estar archiva, “nos da a entender que se está investigando”.

Recordando el 70 aniversario de la inauguración del Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de la Fuencisla promovido por la Diputación Provincial, UPyD aseguró que en la invitación del acto inaugural se citaba expresamente que “vino a manos de la Excelentísima Diputación, con el propósito de crear en ella un Sanatorio destinado de momento a albergar los dementes de la provincia y más tarde llegar a coronar la obra, con la instalación de una gran ciudad de beneficencia en su cercado recinto.”

En este sentido, reprochó a la institución provincial las operaciones llevadas a cabo con Segovia 21 y le preguntó la finalidad real de las diputaciones provinciales. “Posiblemente, una mirada retrospectiva y lúcida a sus orígenes, puede ayudar a reconducir el sentido de unos espacios adquiridos en su día”, señalaron, “con objetivos bien señalados en el campo de la salud y la solidaridad”.