El grupo político UPyD Segovia considera el cambio de Consejo de Administración, en un órgano unipersonal, de la empresa Segovia 21, como “maniobras” previas y preparatorias para la presentación de quiebra o concurso de acreedores. Por lo tanto, la formación política ha exigido la máxima publicidad sobre “las posibles indemnizaciones” o retribuciones a consejeros de la empresa Segovia 21 tras conocer dichos cambios  en su consejo.

La formación política exige que se depuren las responsabilidades sobre “las extrañas operaciones societarias” denunciadas en junio de 2012 por UPyD Segovia, que como añadieron provocaron pérdidas de 1.473.589,89 euros, porque en su opinión, dichas pérdidas “aprobadas y refrendadas por el Consejo saliente” son un importante factor en la actualidad Segovia 21, y una de las causas principales por las que la “Diputación Provincial de Segovia y Bankia, toman esta drástica decisión”.

Por otro lado, UPyD ha manifestado su sorpresa y oposición por el nombramiento de Presidente Fundador a Atilano Soto, y ha exigido que se posponga por lo menos hasta que se depuren sus responsabilidades penales y civiles en el Caso Bankia. Además, piden la “inmediata dimisión” de Jesús Sánchez como Director General de la entidad sin indemnización, “además de por su vinculación con la liquidación de Caja Segovia como máximo responsable de la Comisión de Control, por su responsabilidad en la gestión de Segovia 21, y la denuncia que soporta esta sociedad por la supuesta captación ilegal de agua para riego del campo de golf”.

No obstante, el grupo político ha querido insistir en su apoyo al proyecto empresarial, deportivo y residencial que están implantando, como iniciativa de dinamización económica para la ciudad y la región.