La sesión de otoño del ciclo “Razones Poéticas”, de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce, tendrá como invitado de excepción al maestro Adolfo Roval. Desde 1952, Roval ha estado cerca de la mítica Alicia Alonso en el Ballet Nacional de Cuba y, por lo tanto, en la Escuela Cubana de Ballet, institución cuyo prestigio ha sido reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Como siempre, en este ciclo de “Razones Poéticas”, el acto amadrinará en este caso, un proyecto de voluntariado de la ONG Aída (Ayuda, Intercambio y Desarrollo), que realiza ediciones literarias artesanas con cartón, en colaboración con los presos del proyecto Loyola del Centro Penitenciario de Segovia. El proyecto ha sido impulsado como trabajo de fin de Máster de Beatriz Martínez, estudiante del Máster en comunicación con fines sociales de la Universidad de Valladolid en el curso 2012-13. Su trabajo ha sido reconocido con el Premio de Investigación en Responsabilidad Social Universitaria de la Universidad de Valladolid, premio que entregará el rector en día 20 de noviembre en el Aula Triste del Palacio de Santa Cruz.

El acto comenzará con la lectura de un breve texto de la filósofa María Zambrano, Académica de Mérito de San Quirce, primera mujer que recibió el Premio Cervantes, y cuyos vínculos con Segovia y Cuba reconoció determinantes en el desarrollo de su personalidad y pensamiento.