Dentro de las políticas dirigidas a facilitar la integración de las personas con discapacidad, se aprobaba el pasado mes de agosto una ordenanza municipal cuya finalidad obliga a los edificios ya construídos a incluir elementos que faciliten el acceso a los mismos conforme al principio establecido en el artículo 49 de la Constitución Española y a las disposiciones estatales y autonómicas sobre la materia.

La nueva ordenanza municipal viene a establecer las condiciones básicas para la ejecución de las actuaciones de mejora de la accesibilidad de los edificios existentes fuera de la alineación oficial, así como las exigencias mínimas para poder autorizar la realización de las obras e instalaciones necesarias que necesiten ocupar el suelo municipal (de dominio público o patrimonial) para hacer accesibles los edificios, cuando resulten técnicamente inviables otras opciones.

Dichas medidas, para mejorar el acceso a los edificios, se integrarán mediante la implantación de rampas o elementos salvaescaleras para accesos a portales o locales en el exterior de edificios fuera de la alineación oficial, siempre que resulte inviable, técnica o económicamente, cualquier otra solución como así reza la ordenanza aprobada en Pleno de fecha 30 de agosto de 2013, y en cumplimiento de lo establecido en el articulo 49 y 70.2 de la Ley 7/85.

Esta nueva ordenanza sólo será aplicable a edificios ya construídos, quedando exenta de su aplicación «las actuaciones de nueva edificación o de reestructuración total y las de reestructuración parcial que supongan una modificación sustancial de la disposición de los elementos comunes de circulación de los edificios», así como los edificios que se encuentren fuera de ordenación o sean disconformes con el panteamiento. Así, los vecinos cuyos edificios no permitan la construcción interna de ascensores o escaleras por falta de espacio, podrán incluir éstos elementos en el exterior de las viviendas, siempre y cuando se sigan las directrices dictadas por esta ordenanza.

Para la ejecución de dichas obras será necesario la obtención de la licencia urbanística correspondiente de obras solicitada por la propiedad del edificio.

 

Día de la discapacidad

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Discapacidad, el pasado domingo tuvo lugar el primer acto público del Consejo Municipal de Accesibilidad con motivo del Día de la Discapacidad que se conmemora hoy día 3 de diciembre. Por ello, y utilizando como lema la frase del cantante Diego Torres «saber que se puede, querer que se pueda», el Consejo Municipal de Accesibilidad preparó un acto en la Avenida fernández Ladreda, en la que cada representante de los colectivos y entidades de discapacitados físicos, orgánicos, intelectuales o sensoriales, así como la federación de Asociaciones de vecinos, representantes del Consejo de la Infancia y el Colegio de Aparejadores y Arquitectos colocaron una bola en el tilo que se encuentra en dicha avenida para dar la bienvenida a la navidad a la vez que se hacía visible la problemática de este colectivo.

Desde el Ayuntamiento de Segovia han recordado que se sigue trabajando en favor de la accesibilidad acometiendo diferentes obras tales como la ampliación de aceras o su rebaje en las zonas de aparcamiento para personas con discapacidad o eliminando escalones, como se ha hecho en la fachada del Palacio Episcopal en la Plaza de San Esteban. A estas intervenciones hay que añadir las obras de adaptación y mejora que se van a ejecutar en los Centro Cívicos.