El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, visitó las obras de la calle Echar Piedra que comenzaron el pasado mes de noviembre como una nueva alternativa para el tráfico de San Lorenzo. El edil señaló que esta camino entre huertas pasará a ser una calle dotada con todos los servicios básicos y perfectamente pavimentada preparada para el paso de vehículos y el paseo de peatones.

Las obras de la calle, situada entre las calles Cardenal Zúñiga y los Molinos, están siendo realizadas por la UTE Alvac-Elayco, a raíz de un serie de convenio urbanístico suscrito en 2007 entre el consistorio segoviano y diferentes propietarios de las parcelas afectadas. 

Como señalaron fuentes municipales se dotará la calle de la red de abastecimiento con tubería de PEAD de 110 mm., de la red de saneamiento colocando un colector de 1.000 m. de diámetro que transportará el fututo caudal procedente de los sectores A y B; de alumbrado público con la instalación de faroles tipo Villa al tresbolillo a lo largo de toda la calle, así como de la red de telecomunicaciones, energía eléctrica y gas natural.

Después llegará la pavimentación de los 10 metros de ancho de la calle, formada por un carril de circulación y una banda de estacionamiento en línea. Para esta nueva calle se ha elegido el granito tanto en los adoquines de la calzada como en las losas de las aceras, lo que le dará el aspecto rústico e histórico que requiere la zona en la que se encuentra.

Además, se construirá un muro longitudinal en toda la calle para separar la vía pública de las parcelas privadas, que irá chapado con mampostería de piedra granítica acorde con el entorno. Este muro será de hormigón armado en la zona más ancha de entrada a la calle, para salvar el desnivel existente, y ahí aprovechado la amplitud se realizará una zona estancial y de estacionamiento. Por último, se plantará arbolado a lo largo de la calle y en el área estancial y se colocará el correspondiente mobiliario urbano.

Por otra parte, en cuanto a la Cacera de Regantes se renovarán los tramos ya entubados y se enterrarán los que discurren a cielo abierto, resaltando su salida a través del muro de hormigón con una gárgola de granito con caída a un pilón del mismo material.

 

Situación actual

En estos momentos, tras el desbroce de la zona, ya está abierto el ancho de la calle y colocado el colector. Ahora se construye el arquetón de encuentro en la calle Los Molinos y se está canalizando la Cacera de Regantes. Está previsto que suministre agua a finales de este mes.

El muro de hormigón armado está levantado prácticamente en todo su alzado y se va a empezar a preparar la explanada para ir metiendo los servicios. Las obras se han visto ralentizadas por la aparición de grandes bolos graníticos en la zona de encuentro con la calle los Molinos, pero, a pesar de estas dificultades surgidas, se espera que el proyecto para la calle Echar Piedra termine en el plazo previsto de 6 meses.

Cuando finalicen estos trabajos cuyo presupuesto asciende a 557.786 euros, los 242,50 metros de longitud habrán cambiado su fisonomía y completará el circuito de circulación a la plaza del barrio de San Lorenzo.