Más de 5000 personas fueron atendidas por Cáritas Segovia durante el año 2011, un ejercicio, como señalaron a Ical fuentes de la organización, en el que se llevaron a cabo más de 6000 acciones, marcadas por la crisis económica y el desempleo. En el balance de su actividad, la organización destacó el deterioro y el agravamiento de la situación económica actual y el alto desempleo, como los responsables de un aumento de trabajo en la asociación. “Aunque no podamos dar un dato exacto, han sido más de 5000 las personas que han pasado por aquí, y en muchas ocasiones éstas han sido derivadas a otros programas, alcanzando las 6.200 intervenciones”, señalaron.

Así, la cifra de personas acogidas en el año pasado, se situó en Cáritas Diocesana en 861 personas; alcanzando las 1.216 en las diferentes Cáritas Parroquiales de la provincia y un total de 3532 intervenciones. “La continuidad en las dificultades de acceso al empleo ha provocado una mayor precariedad de la situación económica en numerosas familias y un deterioro en la calidad de vida, las expectativas de mejora y la vivencia de la situación”, señalaron.

Hasta 401 personas y 981 intervenciones necesitaron ayuda en el asesoramiento de temas relacionados con la crisis y las reformas legales que han marcado el 2011. Los despidos, liquidación y finiquito, contratos, empleadas del hogar y los derechos laborales, fueron los más demandados, explicaron desde Cáritas Segovia. Además, en materia de extranjería, destacaron la dificultad para reagrupar a familias debido a las exigencias económicas requeridas; muchos de ellos en situación de irregularidad administrativa con dificultad para el acceso a la documentación o a la asistencia sanitaria; y en materia de vivienda, los principales temas versaron sobre las ejecuciones hipotecarias, el pago de alquiler o los préstamos.

En este sentido, señalaron que el Programa de Empleo “toca techo” en 2011 alcanzando el número máximo de participantes. En total fueron 331 las personas atendidas y derivadas a un total de 804 intervenciones. “Las personas con las que Cáritas trabaja, necesitan una intervención mas intensa y duradera para lograr su inserción laboral, lo que significa que, con los recursos que contamos, no se puede asumir un mayor número de participantes”.

El cambio y empeoramiento de la situación económica propició, según Cáritas, un cambio del perfil de los usuarios en el Centro Intercultural ‘Asiri’ en el que se desarrollan programas de formación. “Debido a la situación de paro prolongado, las personas que acuden al centro se interesan mayormente por las actividades formativas para mejorar su empleabilidad”, aseveraron. En concreto, una veintena de voluntarios ayudaron a 279 personas, y llevaron a cabo 692 intervenciones. Además, el servicio de Ropero que la agrupación dispone en la calle José Zorrilla de la capital segoviana, registró un total de 2207 personas atendidas gracias a la colaboración de 26 voluntarios.

 

Pobreza infantil en Segovia

Cáritas alertó además del redescubrimiento de la pobreza infantil en Segovia. Según señalaron, uno de cada cuatro niños estaría en situación de pobreza moderada, es decir, viven con rentas por debajo del umbral, en España. Según los datos ofrecidos en Segovia, de las 373 personas atendidas, 191 son menores. Un total de 30 voluntarios dedicaron su tiempo a realizar en Segovia 730 intervenciones. “En Cáritas hemos constatado que esta realidad es especialmente visible en el caso de los hogares monoparentales o las familias numerosas y que el bienestar de los niños está directamente relacionado con las rentas de los padres, por lo que aumenta su riesgo de pobreza cuando la familia carece de estabilidad laboral”

 

Alcance en toda la sociedad

Los mayores, mujeres, y personas sin hogar, han sido otros de los colectivos con los que la delegación segoviana de Cáritas trabajó intensamente durante el 2011. En concreto, 101 mayores fueron atendidos en más de 293 intervenciones. En el caso de las féminas, fueron atendidas 18 personas en 22 intervenciones; y más de 252 personas sin hogar en un total de 621 actuaciones.

La prevención de la drogodependencia, que incluye trabajos con jóvenes, familiares, educadores y otros mediadores sanitarios, voluntarios y catequistas; han llevado a cabo diferentes acciones con un total de 235 personas atendidas y 196 intervenciones. Además, destacaron, las residencias de Cáritas ‘El Sotillo’, ‘El Alamillo’, y la de Sepúlveda, están funcionando a pleno rendimiento, añadieron, con 134, 49 y 25 residentes respectivamente.

El trabajo de Cáritas aumentó en el Centro Penitenciario durante el ejercicio anterior. “Dar respuesta a la población reclusa sigue siendo uno de nuestros retos”, señalaron. En este sentido, la agrupación ayudó a 136 personas en 297 intervenciones.

 

Voluntariado

Para finalizar, Cáritas Segovia destacó la ayuda de los más de 321 voluntarios en los 139 programas diocesanos, haciendo especial hincapié en el Año Europeo del Voluntariado celebrado en 2011.“Se ha puesto de relieve, de manera especial, la importancia del compromiso cotidiano y silencioso de numerosas personas que, en su entorno más cercano, trabajan cada día para hacer realidad el sueño de un mundo más humano, donde la prioridad sea garantizar las condiciones de vida dignas para todas las personas”, concluyeron.