“Impresentables, victimistas y propias de caudillos bananeros”. Eso es lo que opina el portavoz municipal del PP, Jesús Postigo sobre las declaraciones del alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, en las que señalaba que sería mejor declararse catalán o alemán, molesto con las escasas partidas de los Presupuestos Generales de la Comunidad para la capital segoviana. El alcalde habló y el revuelo se creó, y tras el fallecimiento de su madre, Postigo “que prefirió callar el viernes por respeto”, según señala en un comunicado, ha cargado contra el regidor municipal asegurando que su actitud acabará “llevándonos al precipicio” y a la confrontación con otras administraciones en un momento sumamente delicado.

Según el popular, el alcalde de Segovia es de las personas que piensan que la confrontación, el insulto, la amenaza, el chantaje, las malas formas y el victimismo son los medios para conseguir los objetivos que uno persigue. En este sentido, asegura que Arahuetes critica a los demás para esconder sus propios errores y defectos y que “intenta convencernos de que somos unos desgraciados que, en nuestra ingenuidad, no sabemos hasta qué punto nos están tomando el pelo”.

En este sentido, el portavoz popular recuerda los “incumplimientos” del Gobierno de Arahuetes, entre los que destacó el desdoblamiento de la circunvalación, el Palacio de Congresos, el teatro Cervantes, la Biblioteca Pública, o la supresión del pago de la autopista AP-61. Además, Postigo añade que Arahuetes tan solo ha conseguido para el Círculo de las Artes y la Tecnología, 10 millones de euros “que no ha sabido gestionar, porque no sabemos dónde están”, y otros 10 que el Ayuntamiento de Segovia tendrá que devolver “a razón de 800.000 euros desde el próximo año.

Para finalizar, Postigo abogó por remar en una misma dirección, aunar esfuerzos y defender los intereses de todos y volvió una vez más a tildar las declaraciones del socialista de estridencias, extravagantes y propias de “iluminados líderes independentistas”. La unión a la que apela el Partido Popular es, según Postigo, lo que han sabido reconocido los ciudadanos en las urnas gallegas este domingo.