La edad media a la que los adolescentes de Segovia comienzan a fumar se sitúa en los 12 años. Así lo revela una encuesta que médicos de Atención Primaria del centro de salud Segovia I realizan desde hace cuatro años en los institutos de la ciudad, donde preguntan a los jóvenes de forma anónima sobre una treintena de cuestiones relacionadas con sus hábitos. El mismo informe recoge que un 20 por ciento de alumnos de tercero de la ESO ya ha probado el tabaco, según explicó Cristina Velarde, una de las responsables de la campaña de concienciación que se lleva a cabo en los institutos de la ciudad.

Precisamente, para evitar este inicio temprano, el Ayuntamiento, médicos de Atención Primaria del centro de salud Segovia I y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) trabajan en dicha campaña, cuya edición del curso pasado, la primera que se pone en marcha, culminó esta mañana con la entrega en el Consistorio segoviano de los premios del concurso de frases breves para impulsar a los jóvenes a decir no.

Velarde también indicó que la encuesta recoge un aumento de adolescentes fumadoras, “aunque lo hacen un poco más tarde que los chicos, a los 13 años”. Además, destacó la facilidad que tienen los jóvenes para fumar en la calle, porque es “algo admitido”, algo que no ocurre en el consumo de alcohol, y aseguró que lo que más les influye para iniciarse en este hábito son “los amigos, la presión del grupo” y ya no tanto que los padres sean también fumadores, “todo lo contrario, suelen ser más castigadores”. Por eso, consideró muy importante que se conciencie a los alumnos para poder “decir que no”.

La campaña antitabaco, desarrollada durante el curso 2012/2013 bajo la metodología de “informar, persuadir y animar”, tuvo como destinatarios a 500 estudiantes de segundo y tercero de la ESO de los institutos de Segovia, aunque este año se extenderá a los centros de La Granja, Carbonero el Mayor y Cuéllar. La iniciativa está compuesta de varias acciones, aunque la más importante son las charlas específicas que se imparten en los institutos adaptadas a los jóvenes de entre 13 y 15 años, en las que se exponen datos objetivos y las posibles consecuencias del consumo de tabaco. Después se abre un turno para el coloquio entre estudiantes, profesores y ponentes sobre el tabaquismo.

Esta actividad se complementó con la organización de un concurso de frases breves para impulsar a decir no, que consistía en responder a la pregunta: “¿Qué le dirías a tu amigo si ver que está fumando?”. En total participaron 300 alumnos entre los que se seleccionaron las mejores dos frases con las que se han realizado los carteles repartidos por los colegios y centros de Secundaria para que los mensajes puedan estar al alcance de todos los jóvenes.

Los ganadores son Mario Moreno Garcinuño, de tercero de ESO del IES María Moliner, con la frase ‘Empezó con una calada y acabó con toda una vida’, y Luis González-Aller Jarreño, del colegio Maristas, con ‘El tabaco no hace daño, eso dímelo dentro de unos años’. Ambos comentaron que lo que más les impactó de la campaña fueron las estadísticas sobre la edad a la que se comienza a fumar y conocer todos los problemas de salud que puede provocar.